miércoles, 9 de febrero de 2011

Camino Primitivo: las notas (10)

10​
A Lago llego tras cuatro horas de marcha y después de haber ascendido y descendido el Puerto del Palo. Son 1.146 metros sobre el nivel del mar y aunque se hace duro en su parte final, queda el consuelo de que desde aquí a Santiago ya no habrá que subir nada más alto. A poco de entrar en Lago un señor me sale al encuentro tendiéndome la mano.
-Venga conmigo, que le voy a enseñar algo.
Y el señor me hace desandar unos metros del camino para mostrarme una pequeña capilla y un árbol.
-Es un tejo y está catalogado. Es uno de los cinco más antiguos de Asturias.
-Y bien grande que es.
-Cinco metros de circunferencia, nada menos. La iglesia que hay al lado es muy antigua también, pero menos que el tejo, porque antes que la iglesia siempre está el tejo. Por algo lo consideraban el árbol de la vida y la muerte, ya sabe. Porque lo sabe, ¿no?
-Pues...
Y me cuenta que antiguamente la gente se reunía ya en torno al tejo y que el cristianismo no hizo otra cosa que adopar luego la tradición pagana edificando una iglesia en el mismo lugar. Por eso, junto a cada iglesia hay un tejo. Así en todas partes.
-En Lago quedamos muy pocos ya -me dice el señor mientras me acompaña calle arriba hasta la salida del pueblo-. La mayoría de la gente se ha ido a vivir a Oviedo e incluso más lejos, incluso a América, y solo algunos hemos vuelto ahora que nos hemos jubilado para intentar levantar un poco el pueblo... En fin, ya se verá. Que tenga buen camino, peregrino. ¿Hasta dónde va hoy?

0 comentarios: