martes, 22 de febrero de 2011

Camino Primitivo: las notas (22)

22
-La número tres.
-¿Cómo?
-La cama número tres, esa es la suya.
-Ah vale. ¿Y cuántos peregrinos han llegado hoy?
-¿Cuántos van a ser? Pues tres.
Y después de que la hospitalera de Arzúa me selle la credencial subo al dormitorio. Es una gran habitación con una veintena de literas. Cuarenta camas. Dejo mis cosas junto a la número veintiséis. Alguien descansa ya en la número uno. Luego sabré que es Ana, una chica coreana. Al otro lado, cerca de donde he dejado mis cosas, están la mochila y el saco de otro peregrino. Luego sabré que ha salido a comprar la cena, se llama Ángel y es español. Tendrá unos sesenta años. Ana y Ángel han hecho esta etapa juntos desde Melide. La hosiptalera le ha asignado a Ángel la cama número ​dos, pero ocupa la treinta y pico.
-Es que no quería molestar a Ana.
-Sí, claro, la intimidad...
-No, es que ronco mucho, lo siento.

0 comentarios: