lunes, 26 de marzo de 2007

Ha sido un placer, pero...


Lo siento mucho, pero todo tiene un límite y yo no estoy dispuesto a depositar durante más tiempo mis ilusiones en la práctica de un deporte en el que la mera arbitrariedad sea la norma fundamental que todo lo rija. Y hoy en día, tal como están las cosas, los resultados que se registran al final de una prueba de marcha responden en gran medida a causas puramente subjetivas. Dice el reglamento que en la progresión del marchador no debe darse perdida de contacto visible al ojo humano. Ya, pero es que no existe el ojo humano; existen ojos humanos, y algunos ven pérdida de contacto donde otros no ven absolutamente nada (por no hablar de los que no quieren ver nada, aunque eso es algo que merece discusión aparte y quizás con palabras un tanto más gruesas). Lo siento mucho, ya digo, pero aunque en esta primera parte de la temporada me lo he pasado muy bien compartiendo espacio y objetivos con los marchadores de 20km, me vuelvo a lo mío, que es el gran fondo. Allí, tras 200 kilómetros recorridos a seis y medio o siete minutos el kilómetro, el que gana es el que ha marchado más rápido, no el que ha conseguido que los demás crean que ha marchado más rápido cuando lo que ha hecho es, simple y llanamente, correr. Ha sido un placer, ya digo. Pero me vuelvo. Quizás el año que viene…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cambiando de tema. ¿Sabes cuál es el record del mundo de 200 km. marcha?
Saludos de Rafa Ballesteros.

Bernardo José Mora dijo...

Hola
19h 55 min 7 seg, de Zbigniew KLAPA (POL), en Chapelle (Belgica) el 22/23.10.88

la granota dijo...

Joer, qué susto. Eso si sonaba a reformas en el baño. Menos mal que dejas la puerta abierta en la última frase.

Anónimo dijo...

Pues será el año que viene...hasta pronto campeón. Seguro que compartimos alguna prueba de las cortas.

Un abrazo de JG