jueves, 27 de diciembre de 2012

Siguiendo la línea azul

Repaso mi cuaderno y este año me salen más carreras populares que competiciones de marcha. A lo tonto me he convertido en un marchador popular, que es algo que no existe porque la marcha es una disciplina atlética que de un tiempo a esta parte (desde antes incluso de que la IAAF consiguiera que sea más difícil marchar diez km que correr un maratón) solo se practica con el objetivo de clasificarse para la Olimpiada. Esta temporada me he pasado la mayor parte del tiempo marchando en el pelotón de cola de las carreras, junto a corredores en su mayoría poco entrenados, con sobrepeso en muchos casos, y con cierta tendencia todos a recortar en las curvas a pesar de que la línea azul dice muy claro por donde hay que ir. Tampoco puedo decir que me lo haya pasado mal. Tengo que escribir más sobre esa gente.

22/1 Cursa de la Dona - Palma (8,4 km) 46:53
11/3 Media maratón Valldemossa 2:15:20
18/3 Media maratón de Palma 2:02:45
16/6 10 km Divina Pastora Palma 1:04:08
19/8 Cursa Popular Ciutat de Sóller (8,7 km) 51:56
29/9 Cursa Ciutat d’Inca (7,2 km) 40:45
12/10 Cursa s’Aigua Blava (10,1 km) 57:26
21/10 Maratón TUI – Campeonato. Baleares 4:25:12
28/10 Cursa Solidaria Bamba Project (4,3 km) 23:07
4/11 Quart Marató Bunyola (10,4 km) 1:00:48
18/11 10 kn de Valencia 54:45
6/12 10 km s’Hostal de Montuïri (9,95 km) 55:02
15/12 6 horas Barcelona Corredors.cat 53,264km

lunes, 17 de diciembre de 2012

6 horas

Al final fui, qué coño. 6 horas en las pistas de Can Dragó, Barcelona, junto a 25 corredores y un señor que caminó a partir de la segunda o tercera vuelta. En total, 53,264 km. El 50 en 5:37. Podría haber sido peor pero me habría gustado que hubiera sido un poco mejor. El 15º de la clasificación, por cierto.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Montuïri-10

Antes de nada, una declaración de principios: Tengo pocas intenciones de hacer series para preparar los 6 días (solo faltaría...). Esta carencia voluntaria pienso subsanarla en parte recurriendo a las populares. La de hoy han sido los 10 km s'Hostal de Montuïri. 10 km un poco cortos (pongamos que son 9,95 y no se hable más) con alguna que otra cuesta imposible tanto para subir como para bajar. Al final, 55:02. El 507º de 564.
Foto: Caty Pons

domingo, 2 de diciembre de 2012

Faltan cinco meses

Durante estos últimos años, la prueba de 6 días del French Ultra Festival se celebraba a primeros de junio. Este año, con el traslado de todo el tinglado de Antibes a Luc, se ha adelantado un mes. Será del 7 al 13 de mayo. ¿Qué coño cambia eso?  Menos calor, se supone. Pero también pasa que empiezo a entrenar un mes antes. Aunque eso tampoco es cierto del todo, no nos vamos a engañar. Quienes me conocen al menos un poco saben que a estas alturas ya no sigo preparación especial alguna quitado de cuatro o cinco entrenamientos fuera de lo común que no haría si no tuviera que hacer los 6 días. (O quizás sí, yo soy muy raro.) Más bien lo que pasa es que si antes empezaba a comparar los entrenamientos de un año con los de otro, con el corresponiente estado de forma, a partir del mes de enero (cinco meses antes), ahora digo yo que habrá que empezar  ya. Tampoco sé muy bien por qué lo cuento. Llevo dos días de 12 km (en enero no hice nada en esos dos primeros días).

jueves, 29 de noviembre de 2012

En Valencia (hace 20 años)

Aunque la foto es de hace 20 años, me ha llegado ahora. Es del maratón de Valencia de 1992. Mi marca: 3:30:20.

lunes, 19 de noviembre de 2012

jueves, 8 de noviembre de 2012

Google homenajea por primera vez a un marchador

De un tiempo a esta parte se han hecho famosos los "doodles", esto es, los "dibujitos" conmemorativos con los que el buscador Google recuerda diariamente en su cabecera a modo de homenaje hechos, personas y efemérides. Hoy le ha tocado por primera vez a un marchador: el gran Bram Stoker.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Un cuarto


Venía diciendo no sé qué de las pruebas populares. Este domingo otra. Cuarto de Maratón de Buñola. Cuatro vueltas a un circuito de cuestas imposibles para totalizar 10,55 km. Al final han salido unos 10,4 km en 1:00:48.

martes, 30 de octubre de 2012

Tiene que ser más fácil

La marcha no es un deporte complicado. No se entiende, por tanto, que haya que complicarlo así por la cara. Cuando en una prueba de larga distancia, en la que el ritmo del marchador puede llegar a ser menor incluso que de 7 minutos por km, se obliga a cumplir con la regla de la pierna recta en todo momento pasan cosas como esta.

Eddy Roze, vencedor del campeonato de Francia de 100 km disputado el pasado domingo en Fameck con 10:06:09.

domingo, 28 de octubre de 2012

Bamba Project 2012

Ya casi no me acuerdo de cuándo fue la última carrera de marcha oficial en la que participé (bueno, sí me acuerdo, pero preferiría no hacerlo). Hoy otra carrera popular, esta solidaria. 5 km que al final han sido 4,3 km. 23:07. A 5:23 el km, que es lo más rápido que he marchado este año.

domingo, 21 de octubre de 2012

4:25:12

Maratón TUI Palma de Mallorca - Campeonato de Baleares de Maratón (o como se diga en alemán). 4:25:12. Empezando a menos de 6 el km y acabando a más de 7.

viernes, 12 de octubre de 2012

10 km

Cursa s'Aigua Blava en la urbanización Maioris de Llucmajor. 10 km que todos creemos -y con bastante fundamento- que han sido más. Como mínimo 10,150. 57:22.
Foto de Xisco Miravet.

martes, 11 de septiembre de 2012

Ha muerto Dom

He esperado unas horas antes de darle al botón de publicar este texto porque me costaba creerme la noticia. Ha muerto Dominique Naumowicz. Con Dominique he compartido dos ediciones de los 6 días de Antibes. Terminé justamente detrás de él en ambas. Este año decidió tomárselo de descanso y no participó, y por eso gané, pero había reanudado ya los entrenamientos con la idea de participar en la edición del año que viene en Luc. El próximo fin de semana iba a participar en las 28 horas de Roubaix, una prueba que organiza su propio club.
Hasta siempre, Dom. Un abrazo a Veronique.

martes, 21 de agosto de 2012

domingo, 19 de agosto de 2012

Sóller 2012

En fin, lo de cada año (aunque éste la carrera medía un centenar de metros menos).
Cursa Popular Ciutat de Sóller: 8,7 km en 51:56 (a 5:58 min/km). El 388º de 444.

domingo, 5 de agosto de 2012

Des Güell a Lluc a peu 2012

45 km en 5:57. Con Claudio Villanueva y Rubén Castrillo.

sábado, 4 de agosto de 2012

Liverpool Street (VIII)

viernes, 3 de agosto de 2012

Liverpool Street (VII)

Sigo el partido de semifinal de dobles de tenis y se me ocurre que a pesar de que hace lo menos veinticinco años que no cojo una raqueta, si me ofrecieran sustituir a alguno de los jugadores en la final aceptaría sin dudarlo demasiado. Incluso me atrevería a sustituir al rival de Federer en la final individual, qué putas. Alguna bola pasaría al otro lado de la red, digo yo (de las que me tocara servir, al menos). Lo que no me atrevería por nada del mundo, por temor a hacer el ridículo, es a sustituir a uno cualquiera de esos niños recogepelotas.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Liverpool Street (VI)

Recuerdo el momento porque me emocioné. Fue hace veinte años ya. Me puse a buscar su nombre en la guía telefónica de Mallorca y, allí, en las hojas dedicadas al municipio de Calviá, estaba. “Johansson, I.”, y a continuación un número que ahora lamento no haber apuntado. Era Ingemar Johannson, el boxeador sueco que llegó a ser nada menos que campeón mundial de los pesos pesados.

Ganó el título al derrotar a Floyd Patterson en el tercer asalto del combate que disputaron en el Yankee Stadium de la cudad de Nueva York en junio de 1959. Johansson, que subió al ring con 5-1 abajo en las apuestas, derribó a Patterson siete veces en aquel asalto antes de que el árbitro considerara que el americano ya tenía suficiente y detuviera la pelea. Al año siguiente, en el combate de revancha, que se disputó también en Nueva York -esta vez en el no menos mítico Polo Grounds-, Patterson recuperó su título tras derrotar al sueco por nocáut en el sexto round. Hubo una tercera pelea entre ambos, tambien con el título en juego, en Miami en 1961, en la que Patterson volvió a acabar con su rival en seis asaltos.

Me he acordado de Johansson hoy cuando he leído la noticia de que ocho jugadoras de bádminton han sido descalificadas por sus propias federaciones por “tirar” sus partidos. Preferían perder porque eso les aseguraba un cruce de cuartos menos complicado. Ingemar Johansson fue también descalificado en unos Juegos Olímpicos por no querer ganar, que es lo peor de lo que le pueden acusar a uno. Fue en la final del torneo de boxeo de Helsinki 1952. Después de varias advertencias, el árbitro lo envió de vuelta al rincón por falta de combatividad. Johansson se justificó diciendo que ésa era su táctica: dejar que su oponente llevara la iniciativa durante todo el combate. Nadie le creyó y conforme a las reglas del boxeo olímpico no se le permitió subir al podio a recibir su medalla de plata. Ésta, sin embargo, le fue entregada por el Comité Olímpico Internacional en 1982. Las chinas Wang Xiaoli y Yu Yang, las indonesias Greysia Polii y Meiliana Jauharim, y las surcoreanas Jung Kyung-eun, Kim Ha-na, Ha Jung-eun y Kim Min-jung ni siquiera podrán luchar por ganar una medalla en Londres. Escribo sus nombres para que quede constancia en un sitio más.

Ingemar Johannsson murió en 2009 en su Suecia natal, pero durante unos años fue seguramente el vecino más importante que hayamos tenido jamás los mallorquines. (Porque lo de que Colón fuera mallorquín todavía no se ha confirmado.)

Estatua de Ingemar Johansson en Gotemburgo.

martes, 31 de julio de 2012

Liverpool Street (V)

El otro día, la comentarista de RTVE Julia Luna llamó mataos a los participantes en las primeras rondas de la jornada de natación y la gente se le ha echado encima. La pobre comentarista dijo lo que dijo confiada de que el micrófono estaba cerrado y no sé si a estas alturas se ha disculpado. No debería, porque realmente eran unos mataos.

Invocando aquello de “lo importante es participar” que Pierre de Coubertin nunca dijo, el COI promueve la completa universalización de los Juegos eximiendo a los representantes de algunas pequeñas naciones de todavía más pequeño peso deportivo de la obligación de contar con marca mínima alguna para poder inscribirse en determinadas pruebas del programa de atletismo y natación. Naturalmente, circunscriben casi exclusivamente ese privilegio a estos dos deportes porque, además de ser los dos más representativos de los Juegos, es en ellos también donde menos molestos resultan los invitados: se les pone a competir uo detrás de otro en las rondas eliminatorias de primera hora de la mañana y se les sentencia rápido y sin contemplaciones. La cosa estaría bien si no fuera porque algunos de esos atletas o nadadores ni siquiera practicaban ese deporte hasta unos meses antes.

En el último mundial de atletismo -a la IAAF también le gusta mostrarse generoso en las pruebas que organiza- el representante de la Samoa Americana en los 100 metros lisos era un lanzador de peso. ¿De verdad pretendían hacernos creer que en toda Samoa no había nadie que corriera más rápido que aquel barrilete? No, el problema no es que sean unos mataos. Es que por lo visto algunos también son unos enchufados.

lunes, 30 de julio de 2012

Liverpool Street (IV)

Apareció de repente en el programa sin que hubiera antecedentes sólidos que lo justificaran, pero aquí se quedó para siempre. Durante cuatro años apenas concita la atención de los medios -más allá de la recurrente publicación de unas fotos que, por otra parte, no dejan de ser siempre las mismas-, pero llegan los Juegos y nuevamente el voley playa se convierte en uno de los deportes de mayor audiencia. Si es verdad que la hipocresía es el homenaje que el vicio rinde a la virtud, como escribió François de la Rochefoucauld hace ya casi cuatro siglos, el voley playa es el deporte más hipócritamente homenajeado de los Juegos Olímpicos.

domingo, 29 de julio de 2012

Liverpool Street (III)

El balonmano es uno de esos deportes cuyos partidos normalmente se deciden en los cinco últimos minutos, a pesar de lo cual sus dirigentes se empeñan en que duren una hora. Así que a la espera de esos cinco minutos finales suelo dedicar el resto del tiempo de la retransmisión a zapear por las otras cadenas. En varios de mis periódicos retornos al partido para ver cuánto falta escucho al comentarista de RTVE utilizar la palabra “esférico”. En este mundo solo los periodistas dicen “esférico”. Los demás decimos “balón”, “pelota” o, en un alarde poético al que no todos se arriesgan, “bola”. "Esférico" jamás. Como tampoco "guardameta", no sé si se han fijado.

Se comprende que los comentaristas de televisión no hablen en todo momento como la gente de la calle, pero la gente de la calle deberíamos poder hablar como los comentaristas de televisión sin parecer gilipollas.

sábado, 28 de julio de 2012

Liverpool Street (II)

Si a cualquier atleta le preguntas cuál es el sueño de su vida como deportista, te contestará que ganar la medalla de oro olímpica. Lo mismo te responderá un nadador, un luchador, un piragüista, un remero, un tirador de esgrima, un judoca o un jugador de balonmano. Si se lo preguntas a un ciclista de fondo en carretera te contestará que su sueño es ganar el Tour de Francia. No sé, por tanto, qué hace el Comité Olímpico Intrnacional organizando pruebas ciclistas de ruta dentro de los Juegos.

Porque, además, lo que se valora en un campeón es la previsibilidad. Golpes de suerte al margen, lo normal es que si cada una de las competiciones de atletismo, natacion, remo, judo y demás se repitiera al día siguiente, el ganador sería el mismo. O al menos lo sería dos veces de cada tres que se disputara. En la prueba de ciclismo en ruta, si la prueba se repitiera a lo largo de la semana, lo normal es que al final hubiera siete ganadores diferentes.

Los Juegos Olímpicos deben ser en todo caso la más importante competición deportiva del mundo, no una tómbola de saldos. En la de Londres ha ganado Alexandre Vinokourov. Enhorabuena, pues, qué más quieres que te diga.

Liverpool Street (I)

Me quedo a ver la ceremonia de apertura solo porque en las apuestas sobre quién será el encargado de encender el pebetero el favorito es nada menos que Roger Bannister y no sé qué me pasa que últimamente estoy hecho un sentimental. Las ceremonias de apertura me resultan todas un coñazo, pero por nada del mundo quisiera perderme uno de los pocos momentos que pueden resultar emotivos entre tanta coreografía absurda y tanto desfile interminable. Ya me perdí en 1996 cómo Muhammad Ali encendía el pebetero del estadio olímpico de Atlanta y eso es algo que nunca me he perdonado.

Pero después de casi cuatro horas de retrasmisión en las que lo mejor ha sido precisamente lo que se ha emitido grabado, me voy a dormir con la primera decepción de estos Juegos. El único consuelo que me ha quedado es que allí, sujetando la bandera olímpica, estaba otra vez Alí, al que Ernest Riveras, comentarista de RTVE, se ha referido como el mejor deportista del siglo XX. Por fin alguien más se atreve a decirlo.

domingo, 15 de julio de 2012

Cinema paradiso

"La cento chilometri" (1959), de Giulio Petroni

miércoles, 11 de julio de 2012

La larga marcha

Y ahora pongámonos todos de pie.

video

lunes, 2 de julio de 2012

A medias

Campeonato de España de Veteranos. 5.000 mm. Águilas. Ayer a las 19:55
Mi objetivo número uno era que no me echaran. El número dos, no hacer la peor marca de mi vida. El fracasar en el objetivo número uno me permitió saldar con éxito el número dos.

miércoles, 27 de junio de 2012

Parish Walk 2012

Mientras en Francia una treintena de marchadores seleccionados por la organización participaban en la París-Colmar, en la Isla de Man un total de 1.504 lo hacían en la Parish Walk. De ellos, 203 consiguieron cubrir los 135 kilómetros del recorrido y cruzaron la línea de meta situada en la ciudad de Douglas después de dar la vuelta al perímetro completo de la isla. Richard Gerrard y Vinny Lynch fueron los vencedores ex aequo, batiendo el récord de la prueba, que dejaron en 14 h 43 min y 32 s. En la categoría femenina la vencedora fue Sue Biggart, que con un tiempo de 17 h 3 min y 53 s se clasificó octava de la general.
Como en la París-Colmar, en la Parish Walk se dieron imágenes espectaculares (las intensas lluvias de días anteriores fueron la causa de algunas de ellas). Estas que siguen pertenecen al propio blog de la organización.






lunes, 25 de junio de 2012

PC 2012

Tengo escrito por ahí que la París-Colmar ya no es lo que era. No al menos lo que era cuando yo participé, allá por 1999 y 2000. No solo no se compite ya sobre la distancia total entre ambas ciudades, 520 km y de una única tacada, sino que el nivel ha bajado mucho. El pasado fin de semana se celebró la edición de 2012. Han sido 436,1 km repartidos en un prólogo de 5, un primer sector de 15, un segundo de 352,4 y un tercero de 63,7. Solo ocho marchadores de los 21 que tomaron la salida  alzanzaron a cubrir la totalidad del recorrido. El vencedor fue el ruso Dimitri Ossipov con 55 horas y 54 minutos. A solo ocho minutos -de los cuales seis los perdió entre el prólogo y el primer sector- se clasificó el francés Philippe Thibaux. El tercero fue otro francés, Dominique Bunel, con 58 horas y 5 minutos. Entre las mujeres, sobre 289 km, victoria clara de la francesa  Dominique Alvernhe con 36 horas y 33 minutos.
Con todo, y a pesar del galimatías que supone la distribución del kilometraje, la París-Colmar sigue dejando imágenes bellas. Las que siguen fueron tomadas por Alexandra Pellerin y Roger Quemener.
 

domingo, 17 de junio de 2012

¡Marchando!

(Antibes 2012: la crónica definitiva)
-¿Y si no hay arroz?
-Entonces puré.
-¿Y si no?
-Pasta.
-¿Y a todo le echo queso rallado?
-Sí.
-Marchando.
Que conste que no me quejo, pero esto no es lo que tenía planeado para estas dos últimas horas de competición, francamente. Mi idea inicial era pasármelas enteritas sentado al fresco en el chiringuito de la playa, tomándome un helado bajo una sombrilla mientras contemplaba desde desde la distancia como el resto de corredores y marchadores de los 6 días seguía dando vueltas y más vueltas al circuito del Fort Carré de Antibes a la espera de que se cumpliera el tiempo y la prueba terminara. Y cuando, casi a punto de irme para allá, ha aparecido Eva caminando porque las heridas que tiene en los pies no le dejan correr y me he puesto a acompañarla, mi intención era la de hacerlo solo durante las tres o cuatro vueltas que necesitaba dar para asegurarse el podio. Para eso estamos los compañeros. Pero llevamos ya siete u ocho y no sé si es porque no sé decir que no o que, pero aquí estoy, ante la mesa del avituallamiento, después de pasar de largo una vez más por delante del chiringuito, pidiendo que me sirvan rápido un poco de puré de patatas para salir pitando y alcanzar a Eva de nuevo antes de que se le enfríe. 
-Lo siento, no hay queso.
A estas alturas la mayoría de los participantes ha dejado realmente de competir y se limitan a cubrir sus últimas vueltas al circuito a ritmo de paseo cumpliendo con el rito de hacer ondear sus banderas, o simplemente aguardan sentados junto a las tiendas a que den las cuatro de la tarde. A casi nadie la cosa le viene ya de una vuelta de más o de menos. Incluso la cuarta se ha rendido ya y camina más lento todavía que nosotros. Pero Eva dice que sigue. Quiere llegar a 590 kilómetros.
-¿Te cojo algo de beber?
-Isotónico y agua, por favor.
-¿Y de comer?
-La próxima vuelta.
A falta ya de menos de media hora para el final, en la zona de meta la gente se agolpa ahora ante la web cam que ha retransmitido la carrera durante estos seis días para mandar un último saludo a los amigos y familiares que los ven desde casa. Me pregunto si los míos me habrán visto también pasar a toda leche sorteándolos a todos con un vaso de plásticos en cada mano. Si han estado atentos habrán podido comprobar que no he derramado una gota. 
-¿Cuántos kilómetros llevo?
-Te lo miro en la próxima.
Y al siguiente paso por meta me detengo una vez más ante el tablero electrónico que actualiza la clasificación de la prueba vuelta a vuelta para mirar los kilómetros que lleva Eva. Ahora que caigo, no sé cuánto hace que no miro los kilómetros que llevo yo, que también compito en esta carrera y voy a ganar en la modalidad de marcha, no sé si estará mal que lo diga después de todo. 
-589. Con esta estás lista.
-Mejor doy otra, por si acaso,y así me paro en mi tienda y cojo ya unas cosas para más tarde.
-Bueno, vale.
Y una vuelta después hago por fin mi último paso por meta llevando en una mano mi bandera ajedrezada de los tercios de Spinola en una mano, y en la otra el neceser de Eva.
















Foto: Laurent Armand

sábado, 16 de junio de 2012

Estas no son horas

10 km Divina Pastora de Palma. 9 de la noche. 1:04:08. 1108º de 1182.

miércoles, 13 de junio de 2012

Antibes 2012: la película


French Ultra Festival Antibes 2012 por ultrawalking
El que quiera saltarse las imágenes de la carrera e ir a lo importante puede empezar el visionado a partir del minuto 40.

martes, 12 de junio de 2012

Antibes 2012: así lo contamos en facebook

Que en el circuito del Fort Carré de Antibes hubiera wifi (la contraseña era SECURITY2012) y que 6 días de carrera den normalmente para mucho nos permitió ir compartiendo la experiencia con los amigos que nos seguían desde lejos. Pronto, "hacer un Security" se convirtió en sinónimo de aprovechar las pausas habituales destinadas a comer o descansar para subir a la red alguna foto o información. Lo que sigue es una selección de imágenes tomadas en su mayoria con el móvil de Alberto.