miércoles, 1 de agosto de 2007

Solo una circunstancia

Los amigos de Marchons.com se han puesto a intercambiar ideas online acerca de como encarar las semanas anteriores a la disputa de una prueba de 24 horas. Esto ha sido a raiz de que el bueno de François dijera que lo mejor es no hacer nada, pero absolutamente nada, durante las tres semanas previas. Luego han intervenido otros que, sin llegar a ser tan drásticos, han coincidido en la conveniencia de reducir los entrenamientos de forma progresiva hasta llegar a la total inactividad los dos o tres días previos. Vale, pero ¿qué pasa cuando a uno le gusta salir a marchar todos los días?
A mi me gusta marchar todos los días. No me gusta dejar de hacerlo ni siquiera el día anterior a la prueba. Estando de viaje me las he apañado para buscar algún rato, incluso entre trasbordos de tren y con la mochila a la espalda, para hacer unos kilómetros. Tres, cuatro, cinco, qué más da. Lo importante es marchar. Somos marchadores. La competición es solo una circunstancia.

1 comentarios:

la granota dijo...

Me parece genial, pero los hay que se toman las competiciones en serio. ;) Hombre, yo no tengo ni idea, pero tres semanas me parece excesivo, ahora uno o dos días antes, descansar puede resultar ideal.
Jo, qué difícil la palabra a verificar de hoy: kfunhmml.