jueves, 25 de octubre de 2007

Paseo peatonal


La foto corresponde a las 28 horas de Roubaix y yo, francamente, no recuerdo haber pasado por donde pasan estos tíos. Se trata de la parte final de la grande boucle de 19 km que precedía al circuito de 3,5 al que había que dar vueltas durante aproximadamente 26 de las 28 horas. Yo fui marchando por la calzada, pero no por la acera, supongo que porque iba en el grupo de cabeza, más o menos compacto, y la organización nos iba abriendo el camino por entre coches, motos y autobuses (y menos mal que hubo suerte con el tranvía). Con el paquete de cola y los pobres elementos que deambulan diseminados entre uno y otro no se suele tener tanta deferencia y, como muestra la foto, la gente acaba buscándose la vida como puede. Es lo que tiene la marcha de gran fondo, que como se va relativamente lento, parece como si las condiciones del circiuto fuesen algo secundario. Con el primero marchando a seis minutos el km y el último a ocho o más no hay problema si el asfalto tiene baches, si hay que subir cuestas empinadas, subirse a bordillos o atravesar un solar. Y tampoco hay peligro de que algún peatón resulte contusionado. En todo caso, el contusionado será el marchador, así que ya se cuidará él de ir fijándose en el color de los semáforos y en mirar a un lado y a otro de la calle antes de cruzar.
Foto cortesía Nord Eclair

0 comentarios: