viernes, 22 de febrero de 2008

Giusto Umek, el marchador que cruzó América

Multimediavisini acaba de incluir entre sus álbumes de imágenes históricas una foto que llevaba largo tiempo buscando. Se trata del marchador italiano Giusto Umek, que aquí aparece en la edición de los 100km de 1923, que ganó con un tiempo de 10 horas 40 minutos y 24 segundos. Giusto Umek no fue un marchador al uso. Hace tiempo publiqué en Ultrawalking y Marchadores una breve semblanza que ahora reproduzco aquí con algunos datos añadidos.

El italiano Guisto Umek fue uno de los mejores marchadores de su tiempo. Vencedor de los 100 km de Milán en 1923 y 1927, su mayor triunfo como marchador lo logró, sin embargo, compitiendo contra corredores.
Todo empieza en 1928. Ese año, la empresa Cash & Carry Pyle decide organizar la más larga competición atlética que jamás se haya disputado: la Carrera Transcontinental, una prueba por etapas con salida en Los Angeles y meta en Nueva York. Guisto Umek se inscribe en ella junto a cientos de corredores venidos desde los más diversos países. No es el único marchador. Entre los inscritos están también el canadiense Philip Granville y un norteamericano, Harry Abromowitz. Todos ellos piensan que cuando, mediada la carrera, las fuerzas mengüen y todo el mundo camine más que corra, ellos se encontrarán en situación ventajosa. Así es, tras 5.380 km repartidos en 84 duras jornadas, el marchador italiano finaliza quinto, embolsándose los 1.000 dólares que le corresponden como premio. Al año siguiente, la carrera se disputa en sentido contrario, desde Nueva York a Los Angeles: 5.750 kilómetros en 78 etapas. La cuantía de los premios se ha multiplicado por cinco y la prueba se convierte en todo un acontecimiento nacional. Las fotos publicadas en la prensa de la época muestran a los atletas avanzando día tras día por la hoy mítica ruta 66 formando una exótica caravana pedestre a la que precede una no menos extravagane romería de vendedores ambulantes, artistas circenses y gentes del espectáculo encargados de dar realce a las llegadas. Umek, que ha vuelto, finaliza tercero pero nunca llega a ver los 5.000 dólares del premio. En plena Gran Depresión, la empresa C&C Pyle ha quebrado mientras los atletas, ajenos a todo, cruzan el país a la carrera.

Coda: Curiosamente, en 1972, otro marchador, el británico John Lees, se convierte en el hombre más rápido -corredores incluidos- en atravesar EEUU en solitario, tras invertir 53 días y 12 horas en cubrir los 5.000 kilómetros que separan las ciudades de Los Angeles y Nueva York.

0 comentarios: