domingo, 27 de abril de 2008

Maratón Popular de Madrid

Que no se diga. A partir de ahora queda habilitada la sección de comentarios de este mismo post para que José Javier Rodríguez Melcón in person nos comente sus 4:28:24 en la maratón de Madrid de hoy (seguro que lo primero que dirá es que su tiempo real fue de 4:24:42; da igual, sigue sin ganarme).

13 comentarios:

Luis dijo...

jajajaja

saludos

jjrmelcón dijo...

Mi tiempo real fue de 4:24´42".

Ya está dicho, y dicho queda.

Esta noche o mañana por la mañana haré una breve reseña de mis hazañas, porque ahora me tengo que ir a entrenar, que tengo puesto en el plan 3x6000 a 4´35"-4´40" recuperando 2´. Así,"pa" ir soltando un poquillo.

jjrmelcón dijo...

Ah, y fijaros en los ritmos... Eso es ir regular, pero regular, regular, vamos, aprobadillo raspado.

Oscar 1977 dijo...

Collonnnss!!!! J.J., super regular tirando a sobresaliente!!!! No te pongas a correr que me matas la ilusión de seguir haciendo maratones, buaaaa!!! Nada, enhorabuena por tu maraton y a Bernardo por su Post.

Bernardo José Mora dijo...

Que tampoco es para tanto, Oscar.

Oscar 1977 dijo...

Porqué lo dices:
1.- J.J. no ha ido tan rápido marchando, solo a 6'15" el km.,
2.- Que me escagarrine que se ponga a correr y rebaje 2' el km.,
3.- Que le dediques un post

Miguel Angel Blanco Rodriguez y Luis Antonio Serna Cabeza dijo...

Enhorabuena a J.J, ya sabe que yo me hubiera unido a no ser que estuve en la Liga, mi padre me comentó que David Mateos "Biruji" y José Luis Duce también merodeaban por la zona...

Wayi dijo...

Todos sabemos para que se está preparando JJ...
quiere hacer el 10mil de vet. a 5 pelaos y empalamar con el 20 y hacerlo también a 5 en el próximo camp. nacional!!!
Te pones un chip en cada pie y arreando...

P.D.- Te vienes a Dudince el año que viene, JJ? LLevo intención de debutar en un 50.

Pere dijo...

Sábado 26 de abril: primera jornada de la división de honor, Pontevedra. 5000 metros marcha: magnífica exhibición de saltos y genuflexiones. ¡Una pasada!

jjrmelcon dijo...

Bien, ahí va la mini crónica en imágenes del Mapoma 2008:
http://www.asiphoto.net/search+M5d637b1e38d.html
(espero que funcione el enlace)
También tengo video: http://corriendovoy.com/videos/ver_video.php?sec=3&carrera=mapoma&video=mapoma13.flv
(pasamos en el 4´44")

Y aquí la minicrónica en palabras: andaba yo literalmente acojonado por el calorazo que nos había regalado el mes de abril en la tarde del sábado (menuda carnicería en el Gran Premio de Moratalaz, resultado de la cual dos de mis liebres me dejaron plantado para descansar merecidamente al día siguiente)y rumiando si ir a por las 4:30 o tomármelo incluso con más calma, cuando el domingo amaneció bastante más templado, de modo que tras embadurnar pies, sobacos y entrepiernas con vaselina, pertrechado el estómago de hidratos de larga duración y otras cosas que he leído en el Runners, me presenté con puntualidad en la línea de salida y me colocqué junto a las guías de 4 horas 30. Y todo Dios mirando mi bajísimo número de dorsal (que me daba derecho a salir en el primer cajón, pisando la línea de salida) y preguntándose a qué actos inconfesables tendría que haberme rebajado para consegurilo.
Total que suena el tiro (o eso cree uno, porque a la distancia de la línea de meta que uno se encuentra no se oye nada de nada), y la gente comienza a moverse y a preguntarme si estoy de entrenanmiento o qué. Los globos-guías de 4:30 llevan un sano cachondeo, pero un ritmo algo elevado para mi gusto, así que los dejo escapar jurando por dentro que ya me las pagarán en el cuestón de Menéndez Pelayo. Y hablando de gustos, una marathon que se precie no puede psar en el km.5 por delante de una churrería, pero venzo la tentación avergonzándome con la visulación de mi mismo tirado en la acera esperando el coche escoba mientras me lleno de aceitosos lamparones el uniforme del club. Aunque lo cierto es que no llevaba suelto y por eso seguí adelante.
Tras algere charleta con un par de parejas que en un momento deciden que ya está bien de acompañar a un tío tan raro y que él sólo se las puede apañar bien, doy caza a una novia radiante que anda vacilando a todo el que se le pone delante (lo podéis ver aquí, aparece a los 30 seg. http://corriendovoy.com/videos/ver_video.php?sec=3&carrera=mapoma&video=mapoma14.flv ), a todos menos a mí, faltaría más. Él/ella y su acompañante (su padrino, supongo)me van dando conversación: el padrino me dice que no hay jueces y que puedo ir botando si quiero, y yo yo voy a intentar explicarle que ir botando a 6.15 me supondría un gasto tan descomunal de energía que casi prefiero ir pegado al suelo, pero un cazadotes sin escrúpulos me arrebata a la novia, al padrino, y yo decido que mejor sigo a mi marcheta, sin prisa pero sin pausa.

Y ahora me voy, esta tarde segunda y espero que última entrega.

Bernardo José Mora dijo...

¿Y bien?

jjrmelcón dijo...

Pues segunda y espero que última entrega:

Tras dejar atrás a la novia llego al kilómetro 15 y allí me encuentro con mis ángeles salvadores: José Luis Duce y Francisco Javier Fernández, quienes a pesar de haber competido la tarde anterior un 5 en Córdoba deciden hacer la buena obra del domingo acompañándome un rato. En fin, que se ponen a mi lado, y en un par de metros me sacan tres, a lo cual les indico con buenas maneras que, por favor, el ritmo o lo llevo yo o me lío a hostias. Como me deben ver algo alterado deciden ponerse a mi vera y vamos enfadados todo el rato como se puede ver en estas fotos al paso por la Red de San Luis (km.15,5: http://www.asiphoto.net/index.php?eID=tx_cms_showpic&file=fileadmin%2Fdata%2Fimages%2F0226%2F0226_33124.JPG&width=800m&height=800m&bodyTag=%3Cbody%20bgcolor%3D%22%23FFFFFF%22%20style%3D%22margin-left%3A5px%3B%20margin-top%3A5px%3B%22%3E&title=0226_33124%20%23192&wrap=%3Cscript%20type%3D%22text%2Fjavascript%22%3Efunction%20fnClickClose%28objEv%29%20%7B%20if%28%21objEv%29%7BobjEv%20%3D%20window.event%3B%7D%20if%28objEv.button%29%7B%20window.close%28%29%3B%7D%7D%20document.onmousedown%3DfnClickClose%3B%3C%2Fscript%3E%20%7C%20%3Cdiv%20onclick%3D%22javascript%3Aclose%28%29%3B%22%20style%3D%22position%3Aabsolute%3Bwidth%3A100%25%3Bheight%3A100%25%3Btop%3A0px%3Bleft%3A0px%3B%22%3E%3Ca%20href%3D%22javascript%3Aclose%28%29%3B%22%3E%3Cimg%20src%3D%22clear.gif%22%20width%3D%22100%25%22%20height%3D%22100%25%22%20border%3D%220%22%20alt%3D%22X%22%20%2F%3E%3C%2Fa%3E%3C%2Fdiv%3E&md5=d9c679187e9cc5812bd12e248c5cb944 ) y ante el Palcio Real (km. 18: http://www.asiphoto.net/index.php?eID=tx_cms_showpic&file=fileadmin%2Fdata%2Fimages%2F0226%2F0226_10909.JPG&width=800m&height=800m&bodyTag=%3Cbody%20bgcolor%3D%22%23FFFFFF%22%20style%3D%22margin-left%3A5px%3B%20margin-top%3A5px%3B%22%3E&title=0226_10909%20%23192&wrap=%3Cscript%20type%3D%22text%2Fjavascript%22%3Efunction%20fnClickClose%28objEv%29%20%7B%20if%28%21objEv%29%7BobjEv%20%3D%20window.event%3B%7D%20if%28objEv.button%29%7B%20window.close%28%29%3B%7D%7D%20document.onmousedown%3DfnClickClose%3B%3C%2Fscript%3E%20%7C%20%3Cdiv%20onclick%3D%22javascript%3Aclose%28%29%3B%22%20style%3D%22position%3Aabsolute%3Bwidth%3A100%25%3Bheight%3A100%25%3Btop%3A0px%3Bleft%3A0px%3B%22%3E%3Ca%20href%3D%22javascript%3Aclose%28%29%3B%22%3E%3Cimg%20src%3D%22clear.gif%22%20width%3D%22100%25%22%20height%3D%22100%25%22%20border%3D%220%22%20alt%3D%22X%22%20%2F%3E%3C%2Fa%3E%3C%2Fdiv%3E&md5=18aa28502871414a629cf6e104892fbf ). Total que van pasando los kilómetros y en el 20 pillo una botellita entera de Powerade y la intento abrir a dentelladas. El resultado fue el inevitabe: la mitad del viscoso brebaje azul va a parar a mi camiseta, mira qué bien, yo que me la había puesto recién lavada.
Hacia el km. 22 damos caza a un par de francesas que nos miran con cierto asombro y nos dicen algo así como "Yuvusvulé marché tutti le marathoné, y ne manyé rian da rian". A lo que contesto en un perfecto francés "Sorry, I don´t speak english". El caso es que la respuesta no parece satisfacerlas, y aunque Duce se muestra extremadamente sociable, ellas deciden dar puerta.
Llegamos a la Casa de Campo y en el km. 25 y nos topamos con el primer hospital de campaña. A juzgar por la peste a arma química (réflex) que nos invade por los cuerpos exhaustos en las cunetas aquello parece una foto de la Guerra del Golfo. Allí se quedaron nuestras pseudoamigas galas. Para Duce el resto del marathon no será lo mismo.
Llegamos al km.30 y Javi nos dice que ha sido un placer, y nosotros que no, que el placer es nuestro y que un par de kilómetros más allá hay una boza de metro que le pilla mucho mejor, que tiene que hacer un transbordo menos y que además se ahorra un pasillo sin escaleras mecánicas. Pero Javier es listo y no cae en nuestra treta tan sagaz. Javi, ha sido todo un honor.
Km. 32: pasamos por delante del Estadio del Manzanares, magno teatro testigo de las hazañas rojiblancas (cuando hay, claro), y alguien dice que el Marathon de Madrid es como la Liga de fútbol: en el Bernabéu (km.3,5) ríes; en el Manzanares lloras. Mira tú qué ingeniosillo, así te encuentres con el famoso muro y te estampes con él. Por cierto, busco el muro famoso y no lo encuentro, a los únicos que vemos y sobrepasamos con facilidad es al globo de las 4 horas 30 minutos, que ya no llevan tanto cachondeo. Es más, no llevan ninguno.
Continuamos y vamos Duce y un servidor pasando gente (a razón de unos 100 por kilómetro). El kilómetro 38 lo tenemos al ladito y ocurren tres cosas: las nubecillas que nos habían servido de toldo se dispersan y el astro rey comienza a esparcir sus dones sobre nosotros; alguien dice la única frase de ánimo que, entre tanta mentira piadosa del tipo "vamos que no queda nada", "vamos que ya ha pasado lo peor" o "vamos que ya no quedan cuestas", me sabe a gloria bendita: "¡Vamos, que mañana sólo os váis a acordar de lo bueno!". Y la tercera cosa que ocurre es que llego al kilómetro 38 y donde debería poner 38 pone 37. Es una tontería, lo sé, pero estoy a punto de romper a llorar. Duce me pregunta que qué me ocurre, y yo, muy machote, respondo que nada, que se me ha metido sudor en los ojillos, ¡buaaaaaa!
Pero los kilómetros siguen pasando, y yo ya no digo nada de nada, mientras Duce no para de hablar y de animarme. Y he aquí que en en mitad de la jodía cuesta de Menéndez Pelayo, km. 39,5, escuchamos la inconfundible voz de David Mateos, "Biruji". Y comienza a decir cosas a una velocidad que mi cerebro no es capaz de procesar. Creo que saqué en claro que se había hecho unos kilómetros a menos de 5´el mil, pero no sé cuántos, si 20, 25, 30 ó 40. El caso es que nos aproximamos a la meta, y tanto Duce como el "Biru" andan buscando como locos alguien que les deje un dorsal para poder entrar en meta. El primero lo consigue, y por ello le es concedido el honor de traspasar el arco de llegada, umbral del paraíso que nos espera al otro lado en forma de rajas de sandía, frutos secos, aquarius, powerades, diversos refrescos, manzanas y otros dádivas de las casa comerciales; el segundo, sin embargo, no logra hacerse con uno y es placado y arrojado de los jardines del Edén, o de El Retiro, por un San Pedro embutido en un uniforme de "Securitas". Yo, como me he ganado el cielo, no me preocupo de su suerte. Mala persona que es uno.
Después de guardar colas para todo, Duce y yo nos despedimos; él, alegre y pizpireto, como si sólo hubiera entrenado suavecito (que es, efectivamente lo que hizo); yo, contento pero jodido, o jodido pero contento, que viene a ser lo mismo.

Y ahora a fijarse nuevos objetivos, expuestos aquí a modo de reto para quien le guste de recoger guantes: vale, el marathon ha caído, pero en mi camino al cincuenta tiene que caer un segundo con pretensiones más ambiciosas, bajar de 4 horas 10 minutos. San Sebastián, Ciudad Real, allá voy.
¿Y después? Dependiendo de cómo me vea a lo mejor intento alguno de los 50 primaverales con la idea de andar por las cinco horas.
Pero ya veremos, ya veremos, Wayi. Lo que sí que va a caer este año es lo del diez veterano y el veinte absoluto en el nacional de ruta, si es que se puede, o si es que nos dejan. ¿Quién se apunta?

Wayi dijo...

Esta vez ponte un chip en cada zapatilla y arreglado.
Intentaré a ver si me dejan salir en el 50.
De todas formas la idea para el año próximo, es Dudince, donde este año en el 50 el último acabó en 6h y pico y parecía que lo habían hecho héroe nacional.
Objetivo bajar de 5h.
Y no te creas que no me pica eso de probar un maraton marchando... ya veremos.

Enhorabuena maratoniano!