jueves, 17 de abril de 2008

Thompson

Buscando información en la red sobre marchadores ingleses encuentro un texto escrito en recuerdo de Don Thompson, el campeón olímpico de los 50km en Roma 1960, fallecido en octubre de 2006. Ya conté en este mismo blog que tuve la ocasión de competir con Don Thompson en 1996 en una prueba de 24 horas, pero no me enteré de que aquel tipo que marchaba con el cuerpo inclinado hacia un lado era él hasta que estuve en mi casa y ya con más tranquilidad leí los nombres de todos los participantes. Entre otras mil cosas dignas de admirar, Thompson ha sido el atleta de más edad en representar a Inglaterra en una competición oficial: tenía 58 años cuando, en 1991, fue seleccionado para conformar el equipo inglés que acudió a las 28 horas de Roubaix. Todo esto ya lo sabía, como lo de su peculiar entrenamiento para los Juegos. Lo que no sabía era esto.
Don marchó o corrió diariamente desde los años 40 levantándose a las cuatro de la madrugada. En 1983 se rompió la clavícula durante el Thanet Marathon. Él quería seguir realizando ese entrenamiento matutino, pero no podía atarse los cordones de las zapatillas, por lo que su mujer, Maggie, que se negó a levantarse a esa hora para atárselos, le dio permiso para irse a la cama con las zapatillas deportivas puestas con la condicion de que las mantuviera fuera del edredón.

1 comentarios:

Miguel Angel Blanco Rodriguez y Luis Antonio Serna Cabeza dijo...

como son las muejeres...jaja!!! no nos comprenden...