lunes, 26 de mayo de 2008

La ley del silencio

Curiosa ley del silencio ésta que nos hemos acabado montando los propios marchadores y que incluso hemos llegado a extender fuera de nuestros propios dominios. Aquí, ya se sabe, todo el mundo marcha de fábula, conque mucho ojito con cuestionar públicamente las decisiones de los jueces (la omisión de estas, quiero decir). Esto no pasa en ningún otro deporte y mira que hay muchos (la mayoría) que también se juzgan a ojo. Hasta hemos conseguido que las televisiones se autocensuren no ofreciendo imágenes ralentizadas durante las pruebas y hemos aplaudido que. en un sonrojante ejercicio de falta de profesionalidad, le hurten de esta manera al espectador información sobre el modo de marchar de los participantes (como si eso no fuera interesante). El que esta situación haya podido darse no es sino la más clara constatación de la condición minoritaria que la marcha tiene como deporte y su escasa trascendencia más allá de su propio ámbito. Como para estar contentos, vaya.

9 comentarios:

Jorge Silva Crespo dijo...

El emitir o no imagenes ralentizadas por parte de las televisiones, no es un elemento con el que podamos juzgar la marcha de los atletas ya que el juicio ha de ser a simple vista como reza el reglamento. Las imágenes ralentizadas únicamente servirian como estudio personal y ver quien disimula mejor o peor la infracción, en el caso de producirse. Pero nunca juzgar con este sistema. Es por ello por lo que pienso que las televisiones hacen bien en no emitirlas para asi no dejar en evidencia esta especialidad hacia el gran público. Para hacer un análisis personal: grabar, reproducir y editar.
Un saludo Bernardo

Bernardo José Mora dijo...

Gracias por comentar, Jorge.
Fíjate que la "norma" de no dar imágenes ralentizadas es incluso anterior a la última rectificación del reglamento. Entonces no se hablaba de "simple vista", por lo que un atleta pillado "in fraganti" aunque fuera con imágenes ralentizadas era objetivamente merecedor de la descalificación. Entonces se censuraban esas imágenes para evitar escándalos. Ahora, en cambio, dado que el reglamento dice que la pérdida de contacto solo es tal si el juez la ve, en teoría no debería representar un problema pasarlas. Sin embargo, no se dan porque sería difícil explicarlo a la gente y que esta lo comprendiera. En esa decisión me parece que subyace cierto complejo de culpabilidad.
De todas formas, el fútbol también se juzga a simple vista y sería impensable que se pudiera convencer a las teles de que no pusieras las repeticiones ralentizadas de las jugadas conflictivas.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Primero que pongan las pruebas televisadas y luego ya hablaremos de si las ponen relentizadas o no.
porque por poner...

Wayi dijo...

Tengo unos compañeros del club de Triatlón que flipan con los tiempos que hago marchando, y les digo, pues teníais que ver a los que bajan de 21m, que son unos cuantos... Y me preguntan dónde pueden ver eso, y claro... pues como no os esperéis a las olimpiadas, y hasta eso se va a acabar.

Bernardo José Mora dijo...

Y ya no solo se trata de que haya o no retransmisiones y qué imágenes se den. Luego están los comentarios con que se aderezan las mismas, que merecen capítulo aparte. Yo no me imagino una retransmisión de fútbol hecha por alguien que no conoce siquiera el reglamento. Pero eso en el atletismo -y concretamente en la marcha- es el pan de cada día.

Wayi dijo...

Del atletismo en general, del atletismo en general.
Que los comentaristas no paran de hacer "amigos" entre los atletas participantes en cada retrasmisión.

GalindoWeb dijo...

Pero siempre estás con lo mismo, metiéndote con la pérdida de contacto, que según tú es una aberración, pero la flexión es algo natural y las carreras de marcha debían ser de cien kilómetros para arriba. ¡Hombre! Estás dando a elegir entre carreras cortas con pérdida o carreras largas con flexión. Pues no comprendo por qué unas son malas y otras no, la verdad. Al menos, considera que muchos pueden, y lo hacen, valorar más las cortas aunque estén "tan mal juzgadas" como las largas, ni más ni menos.
Yo insisto en que marchar no es correr y que con cualquiera de las dos reglas de la marcha se cumpliría la premisa, y no sería necesario aplicar las dos de vez.

Bernardo José Mora dijo...

Lo que vengo diciendo (repitiendo, más bien) es que la marcha es un deporte muy antiguo que no responde a ninguna invención caprichosa. De lo que me quejo es que con el tiempo sí nos hemos inventado una regla de flexión que nunca había existido y hemos dejado de sancionar casi completamente la pérdida de contacto, que es la regla fundamental que confiere sentido a la marcha como especialidad atlética.

Anónimo dijo...

Pero al final es lo de siempre...

En la marcha como en la vida, hay que saber vender el producto.

Si eres alguien conocido o popular, los jueces te respetan(Sobre todo si son de tu comunidad autónoma...), y te juzgarán con mejor o peor criterio dependiendo de muchas cosas.

Para ejemplos cientos, sobre todo en los años ochenta.

Hoy en día ya es normal ver a marchadores de otras comunidades en cabeza, pero me acuerdo de aquellos tiempos cuando Barranco, Ruiz Orejón, Castro, Cruz Montalbán, Cuevas, etc... te aparecían en cabeza de una prueba y los jueces se tiraban al suelo para ver si perdían contacto, y luego resulta que el que ganaba la prueba salia en las fotos pegando unos botes que ni los de triple.

Ces´t la vie.