domingo, 17 de agosto de 2008

Y todo por una camiseta

XXIX Cursa Ciutat de Sóller. Cada año la misma historia. Es una simple popular, sin clasificación para marchadores, y con una distancia no oficial: 8,8 km (la que hay entre Sóller y su puerto en recorrido de ida y vuelta). Y sin embargo, cada año la hago a saco. En parte porque ante la falta de competiciones me sirve de test y de entrenamiento de calidad. En parte también porque no siempre hay camisetas para todos en meta. Este año termino en 46:03 (a 5:15 el km, más o menos). 25 segundos menos que en 2007. Mi tercera mejor marca. Hoy también estaban marchando Laura Sánchez, Joan Vidal y Eduard Amorós. Termino el 249º de la general y soy el único de los cuatro que se lleva la puta camiseta.
Y aquí todas mis marcas: 44:55 (2005); 45:38 (2002); 46:03 (2008); 46:28 (2007); 46:35 (2004); 47:45 (2006); 47:52 (1999); 49:46 (1998); 50:02 (2003); 56:07 (1986).

2 comentarios:

Vic dijo...

A mí me gustaba esa carrera...primero cuesta abajo y después pa arriba...
Y me acuerdo de tí en esa carrera ¿has faltado a alguna?

Bernardo José Mora dijo...

Hice un par corriendo a principios de los ochenta. Luego, ya marchador, dejé de ir durante diez años. Y ahora hace unos años que no suelo faltar. Me la tomo más en serio que muchas otras pruebas oficiales. Una vez, como un tipo del pueblo salió marchando, decidieron coger tres trofeos que había por allí desparejados -en Sóller todos los trofeos son iguales- y dárnoslos a los tres primeros marchadores. Eran feísimos. Poco después, el mío se me cayó y se rompió.