jueves, 13 de noviembre de 2008

A sus pies

Me ha costado encontrarla, pero sabía que en alguna parte estaba. El hombre de la foto es Dudley Butt, marchador. Supongo que nada más verlo ya habrá alguien -no estoy mirando a nadie- dispuesto a saltar con que a ver qué estilo de marcha atlética es este, así que mejor cuento la historia y le doy tiempo a que se lo piense dos veces antes de decir nada.

La foto corresponde a la Parish Walk de 2002, una prueba de 135 kilómetros de recorrido que se disputa anualmente a lo largo del perímetro de la Isla de Man pasando por delante de cada una de sus 17 históricas parroquias. El objetivo es hacerlo en menos de un día, aunque el récord está en 14:47. En cada edición los participantes superan el millar, de los cuales poco más de un centenar alcanza la meta situada en Douglas. Dudley Butt fue uno de ellos, y en la foto aparece recorriendo los últimos metros. Con estos pies.

6 comentarios:

Pere dijo...

Sin palabras.

Oriol Soler dijo...

Sin palabras no, sin pies!

Anónimo dijo...

Parece que ha metido el pie en un estanque lleno de pirañas.Es una abrasión en toda regla,la próxima vez se pondrá vaselina en los dedos y llevará un calzado más holgado.De todas maneras,a veces esto tampoco funciona,lo digo por propia experiencia.Ni que hubiese hecho la prueba en el desierto durante el mes de agosto.Me quito el sombrero,acabar con el pie en ese estado tiene su mérito.Titoberna.

del porvenir dijo...

Joooder, duelen los propios sólo con verlos

Tonitom dijo...

Lo que puede pasar es que con el calentón no notase mucho dolor. Eso si, en frío ya tiene que ser pa mear y no echar gota.

robert mayoral dijo...

madre mía qué dolor!!! si eso es casi irrecuperable....