miércoles, 17 de diciembre de 2008

¿Isostar o aquarius?


Una de las dificultades añadidas a las pruebas de gran fondo (junto con el sueño) es la de la necesidad de alimentarse de una manera adecuada. La cosa es bastante más complicada que elegir entre aquarius, isostar o powerade, y aunque recetas para el avituallamiento hay a miles, el atleta no siempre tiene la posibilidad de contar con gente dispuesta a atender sus caprichos. Así que al final muchos optan por confiar en que el avituallamiento que la organización pone a disposición de los marchadores sea suficiente y no les acabe sentando mal. La foto, cortesía de Santiago Seguí, corresponde a las 12 horas de Putrajaya, en Malasia, disputadas el pasado fin de semana. Se trata, como se puede adivinar, del puesto de avituallamiento, donde las animadas voluntarias malayas realizan la correspondiente combinación de hidratos, lípidos y proteínas para satisfacer las necesidades energéticas de los numerosos participantes (casi 500). Por cierto, Santiago finalizó en el 41º puesto entre los hombres con 64km. El vencedor fue el belga Alexander Vandenhoeck, con 94.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que envidia me da Santi,siempre rodeado de bellas mujeres.Menudo menú,seguramente fue una auténtica fiesta para el paladar.Enhorabuena y sigue así.Titoberna.

Ultrawalking dijo...

Incluso una china me ofreció su tienda por si quería echar... ¡ Una cabezada durante la carrera !.

Santiago

Anónimo dijo...

Paella
Vic