jueves, 15 de enero de 2009

Los quijotes de la marcha (o eso dicen)


Al mejor estilo de Cervantes en su famoso libro "El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha", Víctor Mendoza, Salvador Mira, Marco Benavides, Walter Sandoval y Émerson Hernández, las jóvenes promesas de la marcha salvadoreñas, enfrentan día a día diferentes retos quijotescos en su camino a la historia deportiva.
Estas son las primeras líneas del reportaje "Los quijotes de la marcha", firmado por Mario Gamero Guzmán, que fue publicado en Elsalvador.com el pasado día 12. En él se hace un repaso a las escaseces que se ven obligados a sufrir estos prometedores marchadores salvadoreños en su camino hacia la élite internacional. El reportaje termina tan campanudamente como comienza:
Por todo esto, ellos son quijotes que pelean contra las dificultades y se comprometen desinteresadamente en defensa de sus causas: en este caso, la marcha nacional. Lo mejor es apoyarlos en su lucha desigual ante los molinos de viento de la falta de apoyo y pocos recursos.

En ningún lugar se habla de los recursos, supuestamente también escasos -al menos los culturales-, de Elsalvador.com, que a la hora de realizar el reportaje fotográfico de los marchadores, en lugar de vestirlos de caballeros andantes, los disfrazó ridículamente de algo parecido a mosqueteros.

6 comentarios:

Ray J. dijo...

La reivindicación muy respetable, los disfraces...una pena xD

Un saludo!!!

Kiko Rodriguez dijo...

¿Se sabe que marcas tienen?

Bernardo José Mora dijo...

En el reportaje no se habla de sus marcas, pero Salvador Mira tiene una marca de 3:59 en 50km. Estuvo en Pekín y fue descalificado. Los dos únicos atletas salvadoreños en la olimpiada eran marchadores: Mira y verónica Colindres (38ª con 1.36.52). En total su delegación solo contaba con once deportistas.
Por esto mismo, aunque alguna prensa les haga hacer ridículos como este con los disfraces de mosqueteros (el vídeo, además, tiene delito), los marchadores salvadoreños suelen tener bastante presencia en los medios de su país.

Ana dijo...

jeejje estoy con Ray...muy original si señó

Besines

mario dijo...

la verdad la critica esta completamente sustentada, si la escogitación de los disfraces no fue la mejor, pero siento que centrarse en eso es obviar la intención real del reportaje, que es darle a un país centrado en el fútbol una imagen de otras disciplinas que a pesar de la falta de recursos intentan dar lo mejor en nombre de nuestro país gracias...

Bernardo José Mora dijo...

Cierto. Y en un comentario anterior ya he apuntado el hecho de que a pesar de sus escasos recursos los marchadores salvadoreños suelen tener -gracias a sus resultados- una importante presencia en los medios del país. Por eso todavía me parece más ridículo hacerles posar de esta manera. De todas formas, eso de disfrazar a los deportistas para hacerles reportajes no es algo específico de El Salvador. Aquí en España también hemos sufrido verdaderos atentados al buen gusto, la estética y el amor propio (por fortuna, todavía no con marchadores como protagonistas, al menos que yo sepa).
Un saludo y gracias por comentar.