jueves, 7 de mayo de 2009

Nosotros no lo haríamos


Vamos a ver, los marchadores, a cierto nivel o en determinadas pruebas, lo que se dice marchar, marchamos poco. De esto se da cuenta todo el mundo y no está bien (por mucho que nos escudemos en que es el juez, y a simple vista, el que tiene que decir qué es marcha y qué no lo es). Pero nosotros al menos no acortamos subiéndonos a las aceras, que es lo que hacen los corredores siempre que pueden. Así como pienso que los rankings de marcha no son creíbles en sus primeros puestos, porque nadie marcha realmente, los rankings de media maratón y maratón tampoco lo son a partir de los puestos secundarios porque nadie corre la distancia que toca. Casi todos los marchadores hemos salido marchando en alguna prueba de carrera en ruta y hemos visto lo que pasa cuando se acerca una curva y no hay juez ni motorista de la organización a la vista.

3 comentarios:

titoberna dijo...

Tienes razón,cuando se corre por las calles,los corredores se suben en las aceras para acortar metros.Yo mismo lo he hecho y añado que a veces delante de los jueces y no pasa absolutamente nada.Además,en una maratón ponen una alfombra a mitad de recorrido que hay que pisar(no en todas las maratones).Si eres un poco picarón,puedes encontrar un atajo y saltarte unos km.No se puede controlar a tanta gente.

berny dijo...

Si claro, yo soy de Costa Rica y aqui he caminado varias carreras de calle, y es impresinante ver como recortan metros.

Kiko Rodriguez dijo...

En la carrera del Corte Ingles de Malaga siempre ha habido trampas, sobre todo de los menores. No hablo de subirte en un par de aceras, sino de recortar a lo bestia.
Hay un tramo donde se puede recortar mas de 500 metros porque nadie puede controlar a tanta gente.
Lo peor que he visto fue el primer año que corri, que acabe sobre el puesto 300, y es ver como en el kilometro 8, aproximadamente, me adelantaba un chavalin de poco mas de 10 años con una camiseta de tirantes de un colegio privado de Malaga que no tenia una gota de sudor.
Sobre los marchadores de primera linea, coincido contigo.