domingo, 26 de julio de 2009

Doble milla

Cada año, más o menos por el día de Santiago, más conocido aquí como San Jaime, los marchadores tenemos una cita en Binissalem, donde Jesús Rodríguez organiza su milla popular y nos reserva nuestro propio espacio. Se trata de una doble milla, esto es, 3,218 metros, a modo de exhibición, sin verdadera clasificación y cobrando todos los participantes un fijo de cinco euros y una botella de vino local. Este año estamos en cuadro. Unos minutos antes de la salida, marchadores-marchadores estamos Joan Vidal y yo. Menos mal que finalemente aparece Guillen Contestí con tres niños y entre todos hacemos algo más de bulto. Cuando vamos ya por la seguna vuelta aparece Laura, que llega con retraso, y se suma al pelotón.
Este año nos han dado además una bolsa de golosinas.

0 comentarios: