jueves, 27 de mayo de 2010

Marchando por el desierto

A medio camino entre la competición, el desafío personal y el turismo (y en todos los casos un negocio redondo para los organizadores), ultimamente vienen proliferando las pruebas atléticas en el desierto. Faltaba una de marcha.
Ya no.
Los pasados días 21 y 22, enmarcada dentro de los Défis du Chott, se disputó en Túnez una prueba de marcha en dos etapas, la primera de 50km en línea y la segunda de 4 horas en circuito (de tierra y arena). La marcha fue incluida dentro del conjunto de pruebas deportivas de los Défis (medio maratón, maratón, ciclismo de montaña, senderismo...) a instancias de la firma Akileïne, patrocinadora del evento y de la suspendida París-Colmar, que decidió subvencionar con una importante rebaja en el coste del viaje y la inscripción a los marchadores participantes.
La prueba tuvo como vencedor (mejor dicho, vencedora) a la suiza Dora Jakob.
Fotos: Dominique Naumowicz.













1 comentarios:

Pere dijo...

Cuando el demonio no tiene nada que hacer mata moscas con el rabo...