viernes, 5 de noviembre de 2010

¿Una nueva era?

En los últimos años, el número de pruebas de gran fondo que se celebran en Francia -verdadera cuna de la especialidad- ha venido reduciéndose peligrosamente. Eventos con la solera de los 200km de Bar le Duc o las 24 horas de Dijon han dejado de organizarse. El número de pruebas selectivas para la París-Colmar ha pasado de seis (o siete, según los años) a tres (o cuatro, si contamos con la prueba que se celebra en Suiza). Podía parecer el principio de la decadencia de la especialidad, toda vez que el número de marchadores de gran fondo ha disminuido también (junto con su nivel deportivo, que casi es peor). Sin embargo, un nuevo fenómeno ha hecho su aparición: las pruebas conjuntas. En 2009, Gerard Gain, organizador de los 6 días de Antibes, decidió abrir su prueba a marchadores, estableciendo una clasificación aparte. Si los inicios fueron balbuceantes, 2010 se saldó con todo un éxito de participación. Ahora, un par más de organizaciones de carreras ultra se han subido al carro de la marcha. Hace un mes las 48 horas de Royan se abrieron también a la marcha y el mes que viene lo harán las 48 horas indoor de Evreux. ¿Empieza una nueva era para la marcha de gran fondo?

5 comentarios:

Pere dijo...

Pues que se vayan abriendo más para cuando me atreva a dar el paso ;-)

Bernardo José Mora dijo...

Del cincomil a las 24 horas. Un pequeño paso para la humanidad, pero gigantesco para Pere.

Pere dijo...

Tengo que confesar, ahora que estamos en privado, que ya llevo 7 pruebas de 50 km (con perfiles que quitan el hipo) en mis inexpertas piernas. Todo se andará, no pienses. De mica en mica s'omple la pica.

Paris Canals dijo...

Molts marxadors ultra i atletes de cursa ultra s'estan passant a la moda: "els ultratrails" on per fer bons resultats cal combinar la cursa i la marxa en les pujades més fortes.

És la força de la novetat. Ho hem de reconèixer: els ultratrails s'emporten la palma amb participacions de 500, 1000 o més participants.

Això està repercutint en moltes proves d'ultrafons cursa o d'ultramarxa que estan desapareixent o la seva participació està minvant així com la qualitat de les marques.

Bernardo José Mora dijo...

Però sempre ens quedarà Saint Esteve, oi Paris?