sábado, 3 de septiembre de 2011

El maldito reglamento

(Actualización al final)
Cada vez que hay Mundial, Europeo u Olimpiada, en el foro de elatleta.com nos ponemos a discutir sobre el juzgamiento de la marcha. Mi opinión creo que ya la conoce todo el mundo, pero aun así la repito de vez en cuando para que nadie crea que me arredro ante la adversidad.

Con la marcha actual, el problema del juzgamiento no tiene solución. La marcha actual ya ha entrado en un camino en el que no hay vuelta atrás. El vídeo podría utilizarse si las infracciones fueran puntuales, pero hoy en día todos los marchadores internacionales marchan en suspensión durante la totalidad de la prueba. Incluso los de 50. ¿Cómo vas a controlar eso?

En mi opinión, la solución al problema del juzgamiento no está en buscar los medios para detectar las infracciones, sino en crear las condiciones objetivas para que esas infracciones no se produzcan. Esto es lo que se hizo en 1932 para devolver la marcha al programa olímpico después de que en 1928 fuera suprimida por lo mismo por la que la cuestionamos ahora. Esa decisión significaría dar paso a otro tipo de marcha muy diferente de la actual y también significaría -aunque por otros motivos- el fin de la marcha como disciplina olímpica. Eso, evidentemente, no se hará. Lo que se hará seguramente tarde o temprano es permitir expresamente la pérdida de contacto, con lo cual habremos dado rango de especialidad atlética a lo que -como dijo alguien antes que yo-  no es sino "un modo ridículo de correr".
Actualización: Aunque aquí haya sido publicado con posterioridad, este comentario fue escrito en el foro de elatleta.com antes de la disputa de la prueba de 50 km del mundial de Daegu. Reclamo, pues, todos los méritos. Escribir la última frase ("Lo que se hará seguramente tarde o temprano es permitir expresamente la pérdida de contacto, con lo cual habremos dado rango de especialidad atlética a lo que -como dijo alguien antes que yo-  no es sino 'un modo ridículo de correr'") después de ver como los jueces eran capaces de actuar con tanta pasividad ante la pérdida de contacto (6 tarjetas) como celo ante la flexión (46 tarjetas) habría sido demasiado fácil. Confirmada la deriva de la marcha, no resta sino confiar en que, por respeto a su historia, la IAAF tenga el detalle de cambiarle también el nombre.

3 comentarios:

JoseFernandez-atletismoSantaLucia dijo...

Esta mañana, mientras entrenaba, pensaba a que hora saldrían, en 2016, en los 100 kms de caminata hombres.

Calculé que, sobre las 07:00 de la mañana era suficiente, para entrar en el estadio, ante los honores del respetable, sobre las 16:00 horas.

Se permitirían 4 amonestaciones por flexión, siendo descalificado a la quinta.

La suspensión estaría totalmente prohibida. A la primera que botases, eliminado.

Eso si que serían los 100 kms de caminata olímpica.

bjosemora dijo...

Tengo un vídeo casero del campeonato de Francia de 100 de 2000 o 2001. Ganó René Pilier, un tío que había sido recordman mundial de 50 km con 3:41 unos años antes. Salió a poco más de 5 minutos el km con intención de batir también el récord de 100, que entonces creo que estaba en torno a 8:45. Reventó al final, pero la primera parte de la prueba la hizo en suspensión.

del porvenir dijo...

Ver una prueba de marcha, da igual de 20 que de 50km, en televisión, y más a las horas de la madrugada a las que ha habido que ver las de Daegu, es desesperante. Como bien dices no marcha nadie, te preguntas constantemente cómo es que los jueces no ven que que Daekes va literalmente corriendo, cuando el ruso pega el tirón lo hace a base de botar como una pelota y así todo. Una gran marchadora en TV dice que si pusieran un chip bajarían las marcas y descalificarían a muchos, ¡claro! si es que no marchan. Para colmo,a las tres y pico ves que han descalificado a Chuso ¡por tres flexiones!
Me fui a la cama.
Vicente