domingo, 2 de marzo de 2014

Una media que no es

Maratón de Magaluf. Campeonato de Baleares. Ciento y pico de participantes en total. Salgo con la idea de hacérmelo todo a 6:30 el km, esto es, a terminar en algo (poco) más de cuatro horas y media. Voy sumando km, pero más justillo de lo que debería (ahora es cuando debo recordar que el domingo pasado hice la media de Torrevieja). Digo que voy justillo, y además solo, porque en esta maratón no hay grupos que valgan, sino gente perdida aquí y allá. Al llegar a la media maratón, inicio de la segunda vuelta (porque, por si fuera poco, esta es una maratón de dos vueltas igual por entre carreteras desiertas y urbanizaciones desangeladas), me digo que como pinche voy a llegar a casa a las tantas. Así que paro.

3 comentarios:

cierzo dijo...

No se puede pedir siempre una Vanessa y una Rossana, que te estás volviendo muy exquisito. Y si un día estás en esa tesitura sigue, coño, y si pinchas llama, que tienes mi teléfono y mi disponibilidad.

Hasta al aeropuerto iría a buscarte si hiciera falta, "pa" que veas.

Kiko Rodriguez dijo...

Muy mal tenia que estar la cosa para que abandonaras a mitad de la prueba.
Animo

bjosemora dijo...

Gracias a ambos. La verdad es que mal, lo que se dice mal, no estaba, pero debe de ser que con los años aumenta mi clarividencia y ya me veía en el km 35 más solo que la una, hecho polvo y, para colmo, sabiendo que tendría que volverme a casa en el bus de las 14:40, después de caminar algún que otro km extra hasta la parada (antes eso que llamar a Cierzo, por otra parte). En fin, cosas que uno va pensando mientras marcha.