jueves, 25 de agosto de 2016

Camino a Caravaca (I)

 
Creo que era Irvin Shaw el que decía que la mejor hora para conocer Pittsburgh era las cinco de la mañana. No he estado nunca en Pittsburgh así que no me atrevo de desmentirlo. Ahora bien, si me preguntan por Murcia, así deprisa y corriendo puedo decir que a las cinco de la mañana Murcia no es gran cosa.
–Diez minutos de parada.
–Yo me quedo aquí, señor chófer.
–Usted mismo.

0 comentarios: