viernes, 13 de octubre de 2006

Una obra de arte



La ciudad de Epinal es famosa en toda Francia por los extraordinarios grabados que salen de sus talleres de imaginería. El que reproduzco sobre estas líneas convenientemente escaneado -regalo de Jacqueline Bonnet, antigua plusmarquista mundial de los 5.000 metros marcha, que nunca podré agradecer lo bastante- está dedicado a la París-Colmar y en él pueden distinguirse las figuras de algunos de los mejores marchadores de larga distancia tanto del pasado como de hoy en día. No es necesario que agucéis la vista: yo no salgo.

0 comentarios: