martes, 14 de noviembre de 2006

Pasando el control

Me he acordado de que hace unos meses -el 31 de mayo, ahora que lo miro- escribí un artículo para Última Hora que igual casa bien en este blog. Así que como estos días no tengo muchas ganas de escribir porque después de la media maratón y sus jodidas cuestas estoy medio baldado, lo reproduzco a continuación. (Creo que no hará falta que diga que la historia es más bien antigua. )


CON EL PERMISO de los amigos de la sección de Deportes, hoy voy a contarles aquí lo que es un control antidoping. Pero no uno cualquiera, no, sino uno de esos que empiezan con una llamada telefónica, aunque resulta que esta mañana tú no estás en casa, vaya, así que tienen que dejarte el recado, que si fueras una figura te lo daría después tu manager, pero a ti quien te lo acaba dando es tu madre:
-Los de la Federación Española, que dicen que les llames urgente.
Y a ti nunca hasta ahora te había llamado la Española y a ver qué querrán, te preguntas, y lo primero que piensas es que igual te seleccionan y miras el calendario, año par, toca Copa del Mundo, tendrás que dejar de rascarte los huevos y ponerte a entrenar, y ya te ves con el chándal puesto, España bien grande en la espalda, y hasta ensayas lo que vas a decir cuando te lo den:
-¿Me lo puedo quedar?
Así que llamas, hola soy fulano, y alguien que no sabes quién es te contesta que enhorabuena, te ha tocado por sorteo pasar el control y tienes que llamar a este número y arreglar la cita con el médico. Y tú, que te has quedado sin chándal, llamas al médico, porque aquí por lo visto lo tienes que hacer todo, y hola soy fulano, que resulta que tengo que mear, ya me dirá usted dónde. En tal sitio a tal hora. Y allí y entonces el tipo te da un botecito y tú ya sabes lo que te toca.
-¿No podrías llenarlo un poco más?
Como mucho un par de gotas, contestas, así que al final el hombre toma el frasquito y lo vacía en otros dos, que luego mete en una caja mientras tú te encuentras de pronto con el bote otra vez vacío en la mano.
-¿Me lo puedo quedar?

0 comentarios: