viernes, 5 de enero de 2007

Constructores del carácter

Como la marcha no ha dado lugar todavía a mucha bibliografía, hoy no me queda más remedio que citar a George Sheehan ("Dr. Sheehan on Running")
Mis amigos corredores denominan a las series de 400 metros "constuctores del carácter". William James, quien describió el carácter como la voluntad totalmente formada, se hubiese mostrado de acuerdo. James consideraba que el esfuerzo es la esencia del ser humano. La fuerza, la inteligencia, la salud y la buena suerte son cosas que nos vienen dadas. El desafío que verdaderamente se nos plantea es el del esfuerzo que seamos capaces de realizar.
Los intervalos de 400 metros plantean ese desafío. Son esos pequeños ejercicios innecesarios que James recomendaba hacer para facilitarnos querer lo bueno y correcto. Y hay pocas cosas más innecesarias que los 400 metros de ejercicio. Estas repeticiones, realizadas al ritmo de la carrera, y con breves períodos de descanso, no sirven para ningún objetivo razonable. (...) Enseñan al cuerpo a pasarse sin oxígeno, a utilizar bien su ácido láctico. Pero a menos que pretenda ganarse la vida como corredor profesional, esta es una habilidad de todo punto inútil. Solo se consigue armonizar cuerpo, mente y voluntad en las últimas series, y se trata además de una armonización alcanzada al precio del dolor, la frustración y el esfuerzo. (...) A mí, 400 metros de series me sirven únicamente para recordarme que soy polvo, una criatura frágil que puede llegar hasta ciertos límites y no más.

Y ahora, mi entrenamiento de hoy:
10x400m entre 1:53" y 1:56" recuperando 100m (45-50")
Y, créame doctor, lo que construye el carácter no son las putas series, sino el tenerse que volver luego andando a casa desde las pistas: 1 hora y media de camino.

0 comentarios: