martes, 10 de abril de 2007

¿Y cuándo podremos dedicarnos únicamente a entrenar?

Los marchadores nos pasamos la mitad del tiempo entrenando y la otra mitad defendiendo nuestro deporte de todos aquellos que piden su exclusión de los programas atléticos o simplemente lo desprecian sin más. Seguramente podríamos dedicar la totalidad de ese tiempo solo a marchar si la Federación Internacional de Atletismo hubiera tomado en su momento las medidas oportunas para garantizar la limpieza objetiva de la marcha y evitar que se convirtiera en lo que finalmente se ha convertido, esto es, en un completo desmadre. Porque la mayor parte de las críticas que se dirigen a la marcha y que la cuestionan como deporte tienen su punto de partida en las problemas derivados de su subjetivo enjuiciamiento y los variados escándalos que el mismo ha provocado. Ello les da pie a muchos para tomar carrerilla y lanzarse al vacío.
En un artículo publicado el 28/9/2000 en CNN-Sport Ilustrated a raíz de lo sucedido en los Juegos Olímpicos de Sidney, E.M. Swift pedía la supresión de la marcha y, ya puesto, seguía con esto:
"La televisión la odia. Los espectadores no pagarían para verla. (...) ¿Por qué marchar? No es rápido. No es elegante. Ni siquiera es natural. Es un evento propio del picnic del 4 de julio. ¿Por qué no también una carrera olímpica de tres piernas? (Digo yo que se refiere a esas carreras festivas en las que se compite por parejas y con una pierna atada.) ¿Qué tal una carrera en la que se obligue a caminar sobre las manos? ¿Qué tal otra en la que los competidores deban caminar 20 km sobre sus rodillas ("race-praying")?"
Otro que tal, el prestigioso periodista de la cadena de televisión americana NBC Bob Costas, se preguntaba en antena el día 24 de aquel mismo mes de septiembre de 2000:
¿Y los marchadores? Los respeto como atletas, pero, vamos a ver... una competición para ver quién es el que camina más rápido es como competir para ver quién puede silbar más alto.
Pero una cosa es cuestionar la credibilidad actual de las pruebas de marcha -y yo soy el primero que personalmente no reconoce como campeón a ninguno de los medallistas olímpicos o mundiales de la especialidad porque, para empezar, tengo muy claro que marchar, lo que se dice marchar, no marchan- y otra cosa es poner en tela de juicio la validez de la marcha como competición deportiva.

5 comentarios:

la granota dijo...

Hombre, si los lees con cierta objetividad y más aún dosis de humor verías que no dejan de tener cierta razón. (La granota, protegida por la distancia)

Bernardo José Mora dijo...

"Puedes correr, pero no esconderte" (Joe Louis)

Anónimo dijo...

Será por citas:

"Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros."

Evangelio según San Mateo 5, 1-12

Yop solo espero el momento en que segun las Escrituras:

"Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo"

Me pregunto si podremos seguir marchando en el cielo o si nos descalificaran por "suspensión"

la granota dijo...

Pensando de nuevo sobre esto, si hay quien considera deporte el automovilismo y hasta el boxeo, ¿por qué no la marcha?

Anónimo dijo...

bla, bla, bla...a entrenar cojones...que la marcha es cosa de HOMBRES y MUJERES, no para literatos y resto de flora y fauna...