jueves, 3 de mayo de 2007

Aquellos maravillosos años

Los amigos de Marchadores.com han recuperado de los archivos del tiempo un par de fotografías mías de hace 15 años en las que aparezco defendiendo los colores del C.A. Manresa. Las recuerdo con nostalgia porque, entre otras cosas, el Manresa ha sido el único club que se ha dirigido a mí personalmente para ficharme. Fue a finales del verano de 1990 y yo venía de haber estado un par de temporadas en División de Honor con el Hospitalet, la última de ellas con unos resultados dantescos por causa de una anemia. Así que agradecí aquella llamada telefónica de Mercè Rossich porque no solo revelaba el interés del club, lo cual siempre es halagador, sino porque también me sirvió para enterarme de que el Hospitalet había decidido prescindir de mis servicios. En fin, que aquella temporada fiché por el CA Manresa y durante dos años participé en cuanto encuentro de Liga Catalana y Campeonato de España de Clubes me pusieron delante. (Dicho así puede sonar atractivo, pero lo cierto es que la cosa era un día en Granollers y otro en Manresa y, como mucho, la final en el Serrahima de los cojones).
El Manresa ha sido el club más formal y de mayor nivel competitivo en el que he estado, porque a simple vista y salvo excepciones allí no entrenaba nadie, pero eso no era obstáculo para que, tras las reglamentarias llamadas recordatorias del sabado por la tarde de Mercè, todos comparecíeran el día señalado y a la hora señalada en la parada del autobús y, para no haber pegado golpe en toda la semana, cumplieran luego con más que sobrada dignidad. En lo que a mi respecta, el primer año fue más bien flojo, tengo que reconocerlo, pero en el segundo me cupo el honor de ser uno de los primeros atletas del club en subir al podio en un campeonato de España absoluto en pista cubierta. (Claro que unas semanas después me descalificaron en el Campeonato de España de 50km.) Al final de ese año unos amigos montaron un nuevo club en Palma y me volví .

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Bernardo por el artículo si recupero alguna foto más te lo hago saber.

Un abrazo

Jordi Guiral