miércoles, 2 de mayo de 2007

Una tarde de verano de 1978

Yo estaba ante el televisor aquella emocionante tarde de verano de 1978 en que Jordi Llopart logró en Praga la primera medalla de oro de la marcha española en un campeonato internacional. Ni siquiera hacía marcha entonces, pero me tragué entera la transmisión televisiva de la jornada. Recuerdo que no dieron apenas imágenes de la carrera en directo. El comentarista de TVE fue informando de que, según las noticias que le llegaban del circuito, Llopart iba en el grupo de cabeza, luego de que iba el primero en solitario, luego... Cuando las cámaras se centraron por fin en él, estaba ya enfilando el estadio. La noticia abrió el telediario de la noche. Si ese día me dicen que casi treinta años después me iba a poder hacer una foto a su lado me da un ataque de ansiedad. Es más, si ese día me lo dicen, igual a la hora de hacerme la foto me habría acordado de peinarme un poco.

Foto de la Asamblea de AEMA celebrada en Santa Eulalia, Ibiza, el pasado mes de marzo. De derecha a izquierda Jordi Guiral, Andrés Marín, Luis Maroto, Albert Galín, Jordi Llopart y el que dice que corres es de cobardes. Foto gentileza del camarero del Hostal Sa Rota.

4 comentarios:

Pep Vidal dijo...

Joer, yo la verdad q no lo recuerdo. Por aquel entonces debia tener como medio año de vida y teniendo en cuenta q no me interesé por el atletismo hasta los 24, pues como q ni me habria enterado.

Anónimo dijo...

Hola Bernardo

De algunos años más tarde he colocado algunas fotos en www.marchadores.com que dan fe de tu paso por un destacado club del Bages.

Lastima no haber podido compartir esa etapa en el mismo club.

Jordi Guiral

Bernardo José Mora dijo...

Las he visto, gracias Jordi. De aquellos años conservo con cariño los boletines del club (esas fotos aparecieron en blanco y negro y en miniatura), pero sobre todo muchos recuerdos divertidos.

Anónimo dijo...

Hola Bernardo

Aprovecho la ocasión para pedirte que nos hagas llegar a través de este weblog a todos/as alguna de esas anecdotas y recuerdos para explicarnos que hacía un marchador de baleares defendiendo los colores de un club de la Catalunya Central.

Recibe un abrazo

Jordi