martes, 26 de junio de 2007

Arrayándose un millo

Una vez cumplimentados sus compromisos con la selección de atletismo de las Islas Baleares y antes de ponerse a entrenar duro para las 28 horas de Roubaix que se celebrarán el próximo mes de septiembre, el autor de este blog ha tenido a bien dedicar unos días a la saludable actividad de tocarse concienzudamente los huevos. Con todo, aunque el autor no ha marchado un puto kilómetro en los días en que este blog no se ha actualizado, sí se ha dignado al menos a destinar un par de horitas a caminar por el sendero de los Roques, allá en el Parque Nacional de las Cañadas del Teide, a sus buenos dos mil metros de altitud. Como prueba queda la foto del autor del blog posando con la Catedral detrás. El autor del blog asegura que mañana se pone de nuevo a entrenar. Bueno, mañana o pasado.

3 comentarios:

Miguel Angel Blanco Rodriguez y Luis Antonio Serna Cabeza dijo...

o al otro..o al otro...haces bien coño!!bien merecido lo tenias!!

Anónimo dijo...

Hola Bernardo

Espero verte la próxima semanita en Vitoria nuestros mutuos clubes se han clasificado para el Campeonato de España de clubes veteranos. Será de nuevo un placer compartir prueba contigo y te informo que ultimamente también ando un poco de "capa voluntariamente caida"...y que bien se está así de vez en cuando...

Jordi Guiral

Anónimo dijo...

¡¡¡Que verguenza!!! ¡¡¡a entrenar vagos!!!...
¡¡coño!!, pero si yo también estoy de vacaciones, jejeje.

Un abrazo

manolo treus
s.g. pontevedra