miércoles, 25 de julio de 2007

Cuarenta más

Siete menos cuarto de la mañana. Botellín de agua y bocadillo (fiambre de pavo). Lo meto todo en una bolsa y me la cuelgo de la espalda. Cuarenta kilómetros. Veinte de ida y otros tantos de vuelta. Calor de cojones. Ni una puta nube en el cielo. Vamos, todo como la semana pasada. Pero ocho minutos menos. Menos de dos meses para Roubaix. A ver si mañana me acuerdo de mandar la inscripción.

0 comentarios: