sábado, 28 de julio de 2007

Sobreviviendo

La radio anuncia que éste se prevé el fin de semana más caluroso del año. Ya ves, a las nueve y media de la mañana, campeonato de Baleares absoluto. Un diez mil. Cinco tíos en la pista: Mario, Tino, Andrés, Miguel Arenas -que ha venido de Madrid- y yo. Paso el primer kilómetro en 5:10. El segundo en 5:18. El tercero ya me da igual. Aquí hay que acabar como sea. Y eso es con lo que nos terminamos conformando todos. Bueno, no todos, porque a Miguel los jueces lo descalifican.
Resultados: 1.- Mario Avellaneda (74 PIT), 49:05.9; 2.- Bernardo José Mora (63 SIU) 54:58:3 (<); 3.- Tino Ruescas (88 SIU) 58:13.3; 4.- Andrés Rodrigo Moll (69 PAL) 1:04:30.2 (<<). Desc: Miguel Arenas (59 ARG) <<<.


Y ahora, una reflexión. Los jueces de marcha tienen la suerte de que, en líneas generales, los marchadores nos llevamos bien. Como todas las criticas que puedan hacerse a tal o cual juez por causa de la falta de criterio demostrada en una prueba concreta han de traer emparejadas forzosamente referencias desagradables al estilo de tal o cual marchador, también en concreto, esas críticas se llevan a cabo en círculos reducidos y en su mayor parte de ahí no salen. Pero, mira: a Miguel Arenas lo han echado hoy en Mallorca y, se diga lo que se diga, no marchaba peor que los que han quedado segundo y primero, ¿vale?

1 comentarios:

Vic dijo...

Chico, estoy chafardeando (es lo que mejor se me da) en tus páginas y me asombro: Andres Rodrigo ha vuelto! bien!