viernes, 31 de agosto de 2007

Aguantando el chaparrón

Ha sido una retransmisión solo para fanáticos de la marcha. Como las carreras de Fórmula 1. Tengo escrito por ahí que el día que Fernando Alonso se retire nos dará una alegría a todos porque los domingos, después de comer, podremos volver a dormir tranquilamente la siesta en lugar de tener que tragarnos esas insufribles carreras de bólidos en las que nunca pasa nada. Esta noche en Osaka ha habido esfuerzo, sufrimiento..., pero no lucha. Como en la Fórmula 1, en la primera curva se había destacado ya la que iba a ser la ganadora final, la rusa Olga Kaniskina. Detrás iba Tatyana Shemyakina, que a la postre iba a ganar la medalla de plata. Quedaban dos rusas más, Olimpiada Ivanova, que ha vuelto a retirarse a los pocos minutos de iniciarse la carrera, y Tatyana Sibileva, que ha hecho su apuesta por el bronce pero no ha podido mantenerla más allá del primer cuarto de carrrera. Esa medalla ha sido para María Vasco, la única que se ha atrevido a dar un golpe sobre la mesa y arriesgar. Total, que con la clasificación decidida antes de que se llegara a cubrir la mitad del recorrido, el realizador de televisión japonés se ha centrado casi exclusivamente en la líder de la prueba, mostrando solo de refilón a las demás de vez en cuando y dejándonos a los españoles a merced de la pareja de comentaristas de TVE (Después del habitual par de cagadas diario, hoy José Luis González ha conseguido recordar que según el reglamento de la marcha hay algo así como dos tipos diferentes de avisos, pero al intentar explicarlo se ha hecho la picha un lío y de paso ha acuñado un nuevo término para referirse a la tarjeta roja: falta técnica).
Así las cosas, parece que los jueces han resuelto que dado que las marchadoras se las habían arreglado muy bien ellas solas para determinar el orden en que iban a llegar a meta, ellos por su parte no tenían nada que objetar al respecto y se han mantenido poco menos que al margen de lo que sucedía en el circuito, colaborando para que todo el mundo saliera contento. (Por cierto, ha chirriado la referencia despectiva de Esteban Gómez a los jueces nacionales que actuaron en la prueba de marcha femenina del campeonato de España. Como si no se hubiera hecho patente en estas retransmisiones que un juez nacional ve mucho más que uno internacional y los dos juntos mucho menos que cualquier simple aficionado.)
La marcha ha conseguido aguantar el chaparrón y salir indemne de esta prueba. No sé cuántos cartuchos más le quedan por quemar antes de que el COI vuelva a insistir en cargársela (evidentemente, uno menos de los que tenía antes de iniciarse la prueba de los 20km hombres), pero al menos el de hoy se lo ha ahorrado.

0 comentarios: