lunes, 1 de octubre de 2007

Recuerdo de Roubaix

Quizás algún día los organizadores de las pruebas entiendan que las maletas tienen una capacidad limitada y que ir cargando trastos por estaciones de ferrocarril y aeropuertos varios no es lo que se dice muy divertido. De todas formas, a los organizadores de las 28 horas de Roubaix no me queda sino agradecerles la intención (como sin duda lo hace también el decimoquinto clasificado, al que le tocó un trofeo bastante más pequeño que el mío este de la foto y que aceptó gustosamente cambiármelo).

Álbum de fotos de la prueba.

0 comentarios: