jueves, 24 de enero de 2008

Una leyenda

Hace unas semanas escribí sobre la legendaria Londres-Brighton, una prueba de marcha de 55 millas que empezó a disputarse en 1903 y que durante muchos años fue la carrera más importante que se disputaba en Gran Bretaña. Hoy leo en el foro inglés que el hijo de Charles James Clarke, que finalizó dos veces segundo allá por la década de los 50, pide ayuda. Quiere que alguien le diga cual era exactamente el recorrido de la prueba porque la última voluntad de su padre, recientemente fallecido, fue que esparcieran sus cenizas en las lomas cercanas a Brighton por donde discurría la carrera.
En la foto, Don Thompson, campeón olímpico de 50km en Roma y vencedor de la prueba en nueve ocasiones, durante el transcurso de la edición de 1960.

0 comentarios: