sábado, 12 de abril de 2008

Marathon Walking

Portland, San Diego, Nueva Orleans, Honolulu, Cleveland, Pittsburg, Cincinnati, Alburquerque, Detroit, Columbus, Sacramento, Virginia Beach, Little Rock, Saint Louis, Lake Geneva... Todas estas ciudades norteamericanas organizan cada año un multitudinario maratón que llena páginas enteras de periódicos y ocupa muchos minutos en las televisiones. Y todos esos maratones incluyen, además, una clasificación especial para marchadores. Este año lo hará también el maratón francés de la región de Cote d'Amour. La marcha llega al maratón: es el Marathon Walking. Con todo, lo hace con titubeos. La maratón de Roma acogió también hace unas semanas una división especial para caminantes, pero lo hizo de tapadillo, sin efectos prácticos. Y es que el principal obstáculo para hacer de la marcha una prueba popular al estilo del maratón está en su propio reglamento. Hoy en día, con un mínimo de entrenamiento cualquiera puede correr un maratón. Y desde el punto de vista reglamentario, puede correrlo incluso caminando. Pero si alguien se pone a caminar en una prueba de marcha es inmediatamente descalificado. Esto hace de la marcha una especialidad elitista, solo al alcance de verdaderos atletas. Esto podrá enorgullecer a algunos -razones hay para ponerse campanudos, sin duda-, pero desengañémonos: pruebas como la maratón de Nueva York no cuentan con patrocinadores millonarios y son retransmitidas en todo el mundo porque corran media docena de tipos capaces de bajar de 2:08, sino porque detrás de ellos hay más de 30.000 populares llenando las calles. ¿Cómo conseguir que la marcha y los marchadores se sumen a este fenómeno? Muchos de los organizadores de estos maratones han encontrado ya la solución: saltarse el reglamento. En sus maratones para ser un marchador es suficiente con no correr. Mira qué sencillo.

9 comentarios:

Oscar 1977 dijo...

Bernardo, me saco el sombrero con tú análisis y te tengo que dar la razón. Visto así no dejas opción a a la réplica!!!! Eso me pasa a mi, que aún corriendo en alguna maratón he tenido que andar, y aún corriendo casi no igualo los ritmos de cuando hacía marcha, buaaa!!! Un saludo.

Luis dijo...

Pues me parece muy bien eso...Bernardo te aseguro que en pocos años Miguel Ángel y yo nos vamos contigo si nos dejas a Francia(que está cerquita)a una competición de ultramarcha...verdad Miguel?

un saludo

Miguel Angel Blanco Rodriguez y Luis Antonio Serna Cabeza dijo...

Él ya sabe mis planes de futuro...jaja

Oscar 1977 dijo...

Que canten, que canten!!!! un abrazo.

Anónimo dijo...

Vamos a ver, Ber, medallista M-40 de marathon, que me quiero poner retos a corto plazo, concretamente para el día 27: ¿qué marca realizaste en aquellita carrerita popular? Es que quiero que sientas mi aliento en tu cogote.

J.J. el Calvorota

Bernardo José Mora dijo...

Hay cierta diferencia entre un reto y una utopía.

Maratón de Calviá 2005: 4:13:25 (No hace falta que hagas números; es a 6:00 el km).

jjrmelcón dijo...

Bueno, bueno, no te adornes tanto: es a 6´00"3507532, que no es lo mismo, Bernardo, que se te nota que las matemáticas las pasabas raspaditas. El día 27 las implacables rampas madrileñas pondrán a cada cual en su lugar.

GalindoWeb dijo...

Yo me uno en eso de que para ser un marchador basta con no correr. Y para eso bastaría con cumplir "una de las dos" reglas de la marcha, no hace falta que sean las dos de vez ¿no? Creo que se conseguiría lo mismo y sería más sencillo.

Bernardo José Mora dijo...

Este es el reglamento de la marcha que se redacto en 1930 (la traducción oficial española es de 1931). Estuvo en vigor hasta 1949.

ART. 51.
Definición y Reglamento de la marcha.
Definición.- La marcha es una progresión ejecutada paso á paso, en contacto ininterrumpido con el suelo.
Actuación de los Jueces y descalificaciones.- El participante cuya manera de marchar, según opinión de los Jueces, no responda, durante una parte cualquiera de la prueba, á la definición de marcha, será descalificado y uno de los Jueces le comunicará la descalificación. Esta descalificación puede llevarse á efecto poco después de terminada la prueba si las circunstancias no hubieran permitido comunicársela al participante, en el momento de incurrir en ella. Los Jueces podrán llamar la atención á un participante sobre su manera de progresar, si les parece que no se ajusta a la definición de marcha.En las pruebas en pista los descalificados deberán salir inmediatamente de ella, y en las en carretera, la descalificación lleva consigo la entrega inmediata del ó los números asignados al participante para distinguirlo.
Recomendación á los Comités organizadores.- Se recomienda se emplee el siguiente sistema de señales: una bandera blanca, advertencia; una roja, descalificación. Esto no es una obligación sino una conveniente manera de informar á los Oficiales, participantes y espectadores.