martes, 3 de junio de 2008

A ver si esta vez se puede

Llegan las 100 millas. La distancia perfecta. El pasado fin de semana se celebraron las del Continental Centurion Club, en Schiedam, Países Bajos. Joer, qué recuerdos. Yo gané esa carrera en 1998 en 18 horas 23 minutos y 54 segundos. En 1994 había conseguido allí mismo la calificación de centurion (el 249) al terminar sexto con 20:14, y en 1992, en mi primer intento, me retiré tras 122 km cuando iba en primera posición y le sacaba cuatro kilómetros al segundo. Este año -en el que trece marchadores han conseguido cubrir por primera vez los 160,934km en menos de 24 horas-, curiosamente ha ganado una mujer, Sandra Brown, con 20.14.23 (no debería extrañarnos; este mismo fin de semana ha pasado tres cuartos de lo mismo en el campeonato de Cataluña y solo eran 5.000 metros).
El fin de semana que viene les toca el turno a los americanos. El American Centurion Club, el segundo más antiguo, reparte sus credenciales en Minneapolis. Entre los inscritos está Ray Sharp, internacional con Estados Unidos en la pasada Copa del Mundo de Cheboksari. A ver si esta vez se puede.
Foto cortesía Racewalk.com

3 comentarios:

la granota dijo...

qué horror! Todos esos hombres apesadumbrados porque fue capaz de ganarles una mujer...

Bernardo José Mora dijo...

¿No hemos tenido ya esta conversación antes?

la granota dijo...

Por eso