domingo, 29 de junio de 2008

Waypoint


Las fracasos hay que asumirlos de frente. Y esta vez hemos fracasado. Diré más: hemos hecho el ridículo. Pero cómo nos hemos reído... Hacía años, oye.
Y la cosa no empezó mal. Diecinueve tíos en San Telmo, animados, motivados y seguros de sí mismos, dispuestos a llegar a Pollensa en menos de 24 horas. En menos de 23 si todo va bien. Tres puntos para los que quieran participar en el Trail del Mont Blanc, nada menos. Empezamos a caminar a las siete y media de la tarde. Hacemos el recorrido de La Trapa hasta el Coll de Sa Gramola en dos horas, por lo que estamos en los tiempos. Un corto trecho de carretera y empezamos a subir hacia la mola de S'Esclop. La primera parte de la subida es ya durísima, pero la despachamos sin mayores problemas. Sabemos que a partir de ahí el camino se hace difícil de seguir, sobre todo cuando es de noche, como ahora. Porque, además, ese tramo no lo conoce bien nadie. Alguien se acuerda entonces de que en algún momento de los preparativos se comentó la posibilidad de hacerlo de día y se descartó.
-Tranquilos, llevamos el GPS y tenemos los waypoints del recorrido.
Y allá nos vamos. Banzai. La primera decision, equivocada. No era por ahí. Pero seguimos igual, porque llevamos GPS y tenemos los waypoints.
-Por allí se ve un camino.
Atravesamos una zona de rocas que si llega a ser de día y la vemos con claridad seguro que no nos atrevemos a atravesarla, y de una manera u otra, con dudas, reniegos, muchos cagondenas, alguna bajada con el culo y mucho mirar al GPS para confirmar que vamos en la dirección correcta conseguimos llegar al paso de S'Estepereta.
Al poco nos volvemos a perder. Más GPS y waypoints, consultas al mapa y las fichas del recorrido, unos que van por aquí, otros que para allá, vuelta a atrás y finalmente saltamos una pared todos en grupo para seguir a campo traviesa.
-Por allí se ve un camino.
El camino desciende en dirección a Estellencs, segundo hito de la travesía, pero nadie recuerda haberlo recorrido en su puta vida, conque a saber dónde vamos a ir a parar. Al final acabamos dando con el verdadero camino que, después de un par de kilómetros de carretera, deja un poco antes de Estellencs. La gente se pone a correr primero por el camino y luego por el asfalto para recuperar tiempo. Ya es lo que me faltaba. Yo no corro ni un metro, aviso. Debíamos llegar a Estellencs en cosa de cuatro horas y media y cuando lo hacemos llevamos ya casi una hora de retraso. Ahora resulta que también nos vamos a perder el partido de mañana.
Desde Estellencs, después de reabastecernos de agua, salimos cagando leches por la carretera para tomar luego el camino que lleva a Esporles por S'Arboçar. El camino no tiene excesiva complicación pero lo que pasa es que ni siquiera lo tomamos. Nos equivocamos y tomamos otro y acabamos perdidos nuevamente en mitad de no sabemos dónde.
-Por allí se ve un camino.
El camino baja hasta que deja de ser camino, pero seguimos en la misma dirección hasta que al final no podemos seguir de ninguna de las maneras. Vuelta atrás, GPS y waypoints por un tubo.
-Por allí se ven luces.
Hay luces, pero del camino, ni rastro.
-Que alguien saque el mapa.
-O el GPS.
-Mejor el mapa, oye.
Así que damos vuelta atrás hasta que por fin hallamos un camino que resulta ser el de Planicia. Lo hacemos en sentido descendente hasta que nos encontramos con el que debíamos haber tomado. Es por aquí. A estas alturas llevamos ya como tres horas de retraso.
-Venga, vamos.
-Un momentoooo...
Cónclave general Son las cuatro de la mañana, llevamos ocho horas nada más y la Travesía ha fracasado. No es que no nos lo estemos pasando bien, que conste, pero es que así no bajamos de 24 horas de ninguna manera. El grupo se divide entre los que quieren bajar a la carretera y dar por finalizado el intento en Estellencs y los que al menos quieren seguir un poco más, a ser posible rapidillos, y tomar una nueva decisión más adelante. Yo, por razones que a nadie se le escapan, me niego a correr un puto metro, así que me quedo con los que dicen que ya han tenido suficiente. Conque aquí nos despedimos. Nosotros optamos por seguir por la carretera hasta Banyalbufar para que no se diga que no hemos avanzado y llegamos allí las cinco de la mañana. Echamos unas cabezaditas en la plaza y a las siete y media nos abren expresamente el bar del hotel del pueblo.
Nota: Respetando la intimidad del resto de componentes del equipo no he citado sus nombres y he evitado cualquier referencia personal que pudiera delatarlos. Oficialmente, el fin de semana lo pasaron en casa dedicados a sus cosas. Es más, para que nadie pudiese identificar a ninguno he puesto esta foto de la isla Dragonera que tomé a poco de salir.

8 comentarios:

juanjo dijo...

poca cosa mas que añadir. Por lo menos de momento, hasta que se me pase el cabreo por la experiencia.
Pero ahora mismo, me arrodillo ante mi idolo, Jesus Gago, que acompañado de Nadal, han llegado a Pollensa, en 23:55min.
Eso si de manera epica, al limite y corriendo mucho.
Espero poder poner detalles en breve. cuando puedan contarlo.
Juanjo.

Bernardo José Mora dijo...

Me quito el sombrero ante Jesús (la camiseta conmemorativa de la Travessa ya hace tiempo que me la he quitado).

HabitosVitales dijo...

Impresionante la historia. Pero es importante fallar, la próxima vez a fallar mejor!

Acabo de descubrir tu blog y es muy inspirador, volveré!

Soy un corredor recién estrenado y acabo de publicar un artículo so bre como empezar;

Del sofá a los 5k - Un programa para empezar correr

Un saludo!

la granota dijo...

Es que son como niños...

Juanjo dijo...

a ver si me puedes hacer llegar tu e-mail, si puedes.
Juanjo.

Bernardo José Mora dijo...

Apunta: bejota arroba ozu.es

Dvd dijo...

Bonito resumen Bejota, eres un crack!
Cada vez que lo leo me vienen todos los momentos de risas que pasamos aquella noche, nos perdimos si... y que? jajaja solo llegamos hasta Estellencs... Y que? jajaja.
Puedes poner mi nombre como acompañante, me siento muy orgulloso de haber llegado solo hasta Estellencs en 8 o 9 horas (no se cuantas fueron)
Me lo pasé cojonudo y tuve muy buena compañia.
Ahora te envio la foto final (nuestra)
Por cierto te cuento un chiste? jajaja, mejor no por si...

Bernardo José Mora dijo...

Gracias, Dvd. Fue un placer fracasar juntos.