martes, 8 de julio de 2008

El verano del caminante (III)

La Marina de Valldemossa. Hoy madrugo. Salgo a las siete de la mañana. Repito parte del recorrido del primer día. Establiments, Esporlas... Al llegar a la carretera que atraviesa la sierra tomó la dirección contraria. Subo el coll de Claret, que cada vez que lo hago me resulta más largo que la anterior, y bajo ya hacia Son Oleza. Hasta aquí, 27 kilómetros. Bajo a la Marina por un sendero casi invisible en algunos tramos que baja en zigzag. Tardo una hora en alcanzar la playa. Llegando me pierdo y voy a parar a una granja de avestruces que al verme salen cagando leches.
Me doy un chapuzón, me como el bocadillo que llevo desde casa, y subo de nuevo, esta vez por la carretera. 7 kilómetros más hasta Valldemossa. En total, unos 37km.

4 comentarios:

la granota dijo...

Me han dicho del comité de usuarios de autobuses que mejor vayas en bus fresquito por la mañana y regreses sudado andando hasta tu casa.

Anónimo dijo...

camiseta nueva ... bien!

Bernardo José Mora dijo...

Y antes de que empieces a meterte con mis pantalones te diré que tengo dos iguales y unos terceros muy parecidos, ¿vale?

Anónimo dijo...

Ha llegado el momento de que te reconviertas y te dediques a las carreras de orientación...

Hay más pruebas actualmente que de marcha y además te regalan camiseta y avituallamiento en todas...

Y además conoces mundo...

Roberto.