jueves, 17 de julio de 2008

El verano del caminante (V)

Siete de la mañana. Una vez más atravieso media ciudad en dirección a Esporlas... Subo una vez más el dichoso Coll de Claret, al que veo que le voy pillando ya el tranquillo, y sigo hasta Deyá. por la carretera de la costa. Allí, 42 kilómetros. Y menos mal que hoy está algo nublado. Desde Deyá a Sóller voy por el Camí de Castelló y el Camí des Rost en plan travesía. Llego a Sóller y sigo hasta el Puerto, más que nada por el capricho de darme un chapuzón. Total: 53 kilómetros.

3 comentarios:

Vic dijo...

Te veo muy ligero, como siempre . Oye, tú...¿dónde llevas la muda?

Bernardo José Mora dijo...

¿Qué muda? El bocadillo y el botellín de agua lo llevo en una bolsa que me cuelgo a la espalda.

la granota dijo...

Por eso, por eso, por eso, Vic, lo que comentan los usuarios del bus.