sábado, 26 de julio de 2008

Un poco más de lo de siempre

Oscar Font, marchador de toda la vida, ha publicado un post en su blog expresando su punto de vista sobre la polémica que suscita la aparición de fotos en las que se ve a marchadores en fase de suspensión. Reproduzco aquí el comentario que incluí en su blog y animo a seguir opinando aquí.
El problema es que marchar perdiendo contacto no es marchar.
Lo que define a la marcha no es el balanceo de caderas, el braceo amplio o el mantener la pierna más o menos recta; es el contacto permanente con el suelo.
La marcha nació como una actividad opuesta a la carrera. El que la "inventó" no creo que lo hiciera pensando en que llegado a un punto se pudiera medio correr, como se hace ahora en todas las competiciones internacionales y en las nacionales de cierto nivel.
Un deporte así no tendría sentido. Como no tiene sentido la carrera a la pata coja.
"Fairly heel and toe" llamaban a la marcha en sus inicios. "Race walking" ahora, esto es, carrera andando. Está clarísimo.
La técnica de los que van a 4 el mil perdiendo contacto ligeramente (o no tanto) será muy buena, pero no es reglamentaria (así que estaremos de acuerdo en que tampoco es tan buena). ¿Que tiene mucho mérito? Desde luego. Como tiene mucho mérito el saltador de pértiga que intenta los 6 metros y derriba el listón por poco, pero no por ello le dan el salto por válido. No es cuestión de recriminar públicamente a ningún marchador por infringir el reglamento, pero sí de ser lo suficientemente honrados para reconocer cuándo la marcha deja de ser tal.
Yo lo que pido, simplemente, es que se cumpla el reglamento, que dice que el juez debe sancionar la pérdida de contacto cuando la perciba. Y eso no se hace. Una muestra clarísima.

0 comentarios: