miércoles, 29 de octubre de 2008

Cualquier tiempo pasado...

Ya lo he contado: hubo un tiempo en que las pruebas de marcha eran un acontecimiento mundial. Aquello duró escasamente una década, pero hizo de la marcha un deporte popular y de los marchadores hombres ricos. (Ojo, ricos gracias al dinero generado directamente por sus actuaciones, no por la acumulación de becas, subvenciones o demás incentivos otorgados por las instituciones políticas y que provienen de los bolsillos de todos.)
Vía King of the peds traigo aquí el cartel del mano a mano que tuvo lugar en Londres en abril de 1877 entre Daniel O´Leary y Edward Payson Weston y que resume muy bien aquella época. Los protagonistas son presentados con su imagen y con su nombre escrito en grandes caracteres, como los boxeadores de hoy. Debajo, el premio a ganar: 1.000 libras esterlinas, "la mayor cantidad de dinero por la que se ha caminado jamás en el mundo". El cartel informa asimismo de que dos bandas militares estarían encargadas de amenizar las jornadas. Y del precio de la entrada: un chelín. Treinta y cinco mil personas estaban presentes en el Agricultural Hall cuando la prueba terminó.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Sería interesante en la marcha moderna duelos como los de antaño,por ejemplo Paquillo-Deakes en pruebas de seis días.En aquella época 1000 libras era una pasta gansa.Con razón dicen que caminar es muy sano porque Payson vivió 90 años y porque según he leido lo atropelló un taxi,quedándose inválido los dos últimos años y arruinado.En aquella época no había nikes,ni materiales sintéticos.Deberían tener unas ampollas de aupa,pero que tíos más bestias.Por poner un ejemplo,el mayor ultrafondista de todos los tiempos,Kouros,sólo le sacaría unos 30km en la prueba de seis días corriendo a George.Los marchadores de aquella época,tenían una resistencia sobrehumana.Un saludo de titoberna.