martes, 7 de octubre de 2008

Un parto

La prueba de las 880 yardas marcha es lo más cercano que un hombre puede estar de experimentar los dolores del parto.
Avery Brundage, presidente del Comité Olímpico Internacional (1952-1972)

Avery Brundage (1888-1975) compitió con el equipo de los Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Estocolmo de 1912 en las pruebas de pentatlón y decatlón, terminando 6º y 16º respectivamente. También ganó el título norteamericano de "All around" (una modalidad de pruebas combinadas que incluía una carrera de 880 yardas marcha) en 1914, 1916 y 1918.

9 comentarios:

Karpas dijo...

Como un parto!!!???? Joer!!

Por cierto, si que era una ensaimada, no como las que haceis en tu tierra, pero una ensaimada!

Saludos!

la granota dijo...

Supongo que para poder comparar, hay que haber pasado por ambas experiencias.

Bernardo José Mora dijo...

Eso no se lo hubieras dicho a Avery Brundage a la cara.

la granota dijo...

Ja!

Ultrawalking dijo...

Yo tengo una ligera experiencia en el tema y hoy en dia, con la epidural, los dolores de parto ya no son en absoluto lo que eran...

Definitivamente, son mucho peores las 880 yardas.

Bernardo José Mora dijo...

Creo que ya está todo dicho. Tema cerrado.

la granota dijo...

Jo! Y la libertad de expresión? Aquí se cierra el tema cuando interesa.

Discrepo. Para comparar hay que usar las mismas reglas: o doping en ambas o en ninguna!!

Ultrawalking dijo...

No me imagino a un marchador con la epidural puesta, jajajajajaja. Practicaría'reptación' atlética.

titoberna dijo...

Si tuvieramos que parir la mayoría de los hombres chillariamos como una ratita.Jolines,que daño tiene que hacer