miércoles, 28 de enero de 2009

Las historias de la París-Colmar


Los franceses llaman a la París-Colmar "la más grande prueba de marcha del mundo". Es cierto. No solo por su historia, sino también por sus historias. Los personajes de la foto son dos de los muchos seguidores que tiene la prueba y que cada año, mediado el mes de junio, recorren también, a su manera, el trayecto entre París y Colmar siguiendo a los marchadores. El de la izquierda es el clásico cazador de autógrafos, un tanto entrado en años ya. (Incluso yo le firmé uno una vez.) El otro, al que no tengo el gusto, sigue la prueba montado en su bici, equipada para los vivaques que hagan falta. Y ahora que lo pienso, en la foto echo en falta al simpático chino que iba regalando cochecitos de juguete a los participantes. Encima de mi mesa todavía tengo uno de sus jeeps.

5 comentarios:

la granota dijo...

:) En realidad el chino lo que pasaba es que como no hablaba francés ni inglés ni nada de eso, dándoles cochecitos quería expresar "pero qué haces, tio, si puedes coger un coche!!!"

Bernardo José Mora dijo...

¿quieres decir es que se estuvo burlando de mí -y de todos, ojo, de todos- con indirectas?

la granota dijo...

Noooo, no burlando, el pobre intentaba aconsejarlos, y a falta de idioma, usaba una metáfora visual.

titoberna dijo...

Bernardo,corrígeme si me equivoco,para hacer la París-Colmar hay que clasificarse entre los primeros en alguna prueba de ultramarcha de 24 horas,etc.Es decir,que no puede ir cualquiera o has de tener un nombre en este tipo de pruebas.Creo que ahora te obligan a descansar 2 horas,aún así hacer sobre los 400km es una salvajada.Un saludo.

Bernardo José Mora dijo...

Va por mínimas. Este año las han suavizado. Son 175km en 24 horas para los de la prueba "grande", 150 para las mujeres y 165 para los hombres de la prueba de promoción. (El año pasado eran 180-160-170. Cuando yo la hice te pedían haber hecho dos veces 195km, aunque como ya entonces el nivel había bajado normalmente repescaban y entre renuncia y tal se entraba con 180-185).
Mientras fueron 500-520km y desde mas o menos los años 70-80 se obligaba a descansar tres horas a mitad de recorrido y una hora más en torno al km 400.
Desde hace unos años se hacen solo 440 km en dos etapas: una de 380km con un descanso intermedio de 2 horas (la salida se da la tarde del miércoles), y otra de 60 (salida la mañana del sábado). El primero suele terminar la primera etapa a eso de las 8-9 de la noche del vienes, pero el último lo hace normalmente con el tiempo justo para coger el coche e ir a la salida de la segunda.