domingo, 1 de febrero de 2009

Lo que yo haría


La prueba de marcha en la que más he competido en mi vida es la de los 5.000 metros. Ciento dieciséis carreras en total. Con una mejor marca de 21:15.60 y una medalla de bronce en el campeonato de España de pista cubierta de 1992. Pero 5.000 metros no es marcha. Si de mi dependiera estaría abolida -como lo está actualmente, y no por capricho, de los campeonatos de pista cubierta-, y solo se podría disputar desde cadetes para abajo o con fines promocionales (y con la vuelta al reglamento anterior a 1996). Pienso lo mismo del 10km, que no conservaría ni para los veteranos (con la excepción de los mayores de 70 años). Mantendría el 20km como distancia más corta a la que otorgar rango de campeonato regional pero lo suprimiría de los campeonatos nacionales e internacionales. Existiendo el maratón como prueba más larga del programa oficial de carreras, no hay razón alguna para que las pruebas de marcha de categoría absoluta con carácter internacional se disputen por debajo de esa distancia. Lo contrario es un contrasentido y el camino más corto para llevar a nuestra especialidad al descrédito. En los nacionales mantendría el 50 e incluiría el 100km. En los campeonatos internacionales, en cambio, eliminaría el 50 y establecería como prueba más corta el 100 y como prueba larga el 200.

4 comentarios:

titoberna dijo...

Estoy de acuerdo contigo,con un cambio de las distancias la marcha tendría más credibilidad.Yo dejaría los 10km para la promoción y hasta los juveniles.Los 20km para los juniors.Los 50km para los promesas.Los 100km y 24h para seniors y veteranos.Así se aproximaría más a caminar deprisa que a correr.Un saludo.

Kiko Rodriguez dijo...

Personalmente, en este tiempo de recesion deportiva, eliminar las distancias cortas haria que sufrieramos mas bajas y menos incorporaciones. Este fin de semana en Malaga solo habia 1 cadete y 2 infantiles en categoria femenina sobre la distancia de 3 km. y eso que se suponia era clasificatoria para el andaluz. Entiendo que en las distancias cortas se corre mas que marchar, pero es que se hace hasta en distancias de 20 km. y si queremos eliminar a los tramposos seria la reglamentacion la que deberia cambiar. Yo con la historia de que mi rodilla no funciona bien tengo muchos problemas para acabar las carreras y mucho mas en ir a ritmo rapido, con lo cual intentar acabar un 10 me resulta dificil y un 20 casi imposible. Aun estoy dandole vueltas a que acabe el 50 porque iba a 7 minutos el kilometro.

Bernardo José Mora dijo...

Sin duda. Doy por supuesto que el aumento en las distancias debería venir emparejado con un cambio en la reglamentación, eliminándose la obligación de mantener la pierna recta desde el mismo momento del contacto con el suelo. Es decir, acabar con eso de que la marcha sea la única prueba del atletismo en que te descalifican si caminas. Ello permitiría acercarla a la gente, como se ha hecho con el maratón. No puede ser que sea más fácil y menos duro correr un maratón que hacer un 10km marcha.
También doy por supuesto que la marcha saldría del programa de mundiales, europeos y juegos olímpicos. Pero,en cambio, nadie diría nunca más que el ganador de tal o cual prueba iba corriendo. Yo doy por bueno el precio a pagar.

titoberna dijo...

Yo creo que la marcha está ante una oportunidad histórica de popularizarse y de hacer muchas incorporaciones a esta modalidad atlética,siempre que se cambie el sin sentido de la flexión.Sabemos que está de moda caminar,el senderismo.No hay más que ver como están los paseos marítimos de la mayoría de las ciudades españolas,personas de todas las edades van con sus mp3,etc.Creo que se deberían organizar carreras de caminar deprisa,se harían muy populares,cualquier intento de marchar o correr supondría la descalificación,así no habría subterfugios raros.Posteriormente el que quiera probar en el mundo de la marcha que lo haga,ya sería una cuestión de técnica.Lo que quiero decir es que se debería utilizar las caminatas como plataforma para intentar popularizar la marcha.Un saludo.