miércoles, 8 de diciembre de 2010

Peter

Peter Kluka es un veterano corredor eslovaco habitual en las pruebas ultras francesas. En verano es fácilmente reconocible por lucir de blanco impoluto desde el cuello a los tobillos (bien es verdad que con algunas salvedades), mientras que en invierno, a juzgar por lo visto este pasado fin de semana en Evreux, cambia radicalmente el tono de su vestuario. En los 6 días de Antibes se clasificó en el puesto 60 de la general con 465 kilómetros, cubriendo buen número de ellos marchando. Como 6 días dan para mucho, en uno de ellos Peter se empeñó en que yo supervisara su estilo de marcha por si acaso algún día se decidía. Impecable, fue mi respuesta (aunque también es verdad que a 8 minutos largos por kilómetro la técnica viene a ser lo de menos). En las 48 horas de Evreux Peter ha cubierto un total de 219 kilómetros avituallándose a base de queso y huevos duros. En total se comió 50.

3 comentarios:

cierzo dijo...

No me creo que no hayas pensado en "La leyenda del indomable"

Es llop verd dijo...

Grande Paul Newman comiéndoselos...

Wayi dijo...

Sólo se come uno pero vaya, Robert de Niro en el Corazón del Ángel.