sábado, 27 de agosto de 2011

La carretera de la República


Cercedilla. Llevas algo así como 63 km y empiezas a estar hasta los huevos. Acabas de comer algo de pasta en el avituallamiento y cruzas el pueblo justo a la hora en que la gente se sienta a tomar el fresco en las terrazas de los bares. Mal momento para que te entren ganas de eructar. A la salida comienza la cuesta. El alto de la Fuenfría, con sus 1.500 metros sobre el nivel del mar, está casi 15 km más arriba. La ascensión no es muy dura, pero no tiene descanso. Empiezas a subir por la carretera que lleva a Las Dehesas. Oscurece y sacas el frontal de la mochila y enciendes la luz. Un par de kilómetros más adelante abandonas el asfalto para tomar la carretera de la República. La llaman así aunque se mandó construir al final de la Dictadura de Primo de Rivera. Durante la República se paralizaron las obras debido a la presión de grupos ecologistas y se quedó en una pista forestal jalonada de miradores que ofrecen hermosas panorámicas de la Sierra. Pero a esas horas ya es de noche y tú no ves nada.
Madrid-Segovia, el 17 y 18 de septiembre.

0 comentarios: