lunes, 30 de julio de 2012

Liverpool Street (IV)

Apareció de repente en el programa sin que hubiera antecedentes sólidos que lo justificaran, pero aquí se quedó para siempre. Durante cuatro años apenas concita la atención de los medios -más allá de la recurrente publicación de unas fotos que, por otra parte, no dejan de ser siempre las mismas-, pero llegan los Juegos y nuevamente el voley playa se convierte en uno de los deportes de mayor audiencia. Si es verdad que la hipocresía es el homenaje que el vicio rinde a la virtud, como escribió François de la Rochefoucauld hace ya casi cuatro siglos, el voley playa es el deporte más hipócritamente homenajeado de los Juegos Olímpicos.

2 comentarios:

Toni Tom dijo...

Mucho que ver la imagen con el titular.

José Osvaldo Fernández dijo...

Este tipo de deportes, son el equivalente a Telecinco en la carta olímpica.

Suben la audiencia a base de chismes, tetas y culos.