miércoles, 11 de noviembre de 2015

Lebaniego III

El albergue de peregrinos de Santillana del Mar está cerrado por mantenimiento. En su lugar, la Casona Solar de Hidalgos acoge a peregrinos. Es un edificio del siglo XVI reconvertido en hotel. Junto a la recepción, entre armaduras y otros cachivaches antiguos, hay un rincón que hace de biblioteca. Hay libros de todo tipo. El encargado de la recepción me sella la credencial.
-Bernardo... ¡Como Bernardo de Baskerville! ¿No conoce "El nombre de la rosa"?
Le digo que sí, claro, aunque me callo que no era Bernardo, sino Guillermo.

1 comentarios:

cierzo dijo...

Qué va, hombre, era Charles, y el libro era algo de un sabueso, nada de rosas.