sábado, 11 de noviembre de 2006

Pues eso

Salgo a las ocho de la mañana para hacer diez kilómetros por el Paseo Martítimo. A poco de empezar, un motorista me pregunta sin detenerse:
-¿Corres mañana?
¿Mañana? Nunca.
Pero le contesto haciendo un gesto afirmativo con la cabeza. Me saluda y se va. Espero que no llegue a leer esto, porque la verdad es que no he conseguido reconocerle.

0 comentarios: