miércoles, 5 de septiembre de 2007

Una evolución, dice


Parece que los franceses acaban de volver a descubrir la marcha. Tras haber olvidado rápidamente a Gerard Lelievre y Thierry Toutain, que llegaron a ostentar algún que otro récord mundial, las medallas de Yohann Diniz han puesto a la marcha de cierta actualidad. El diario L'Equipe dedicó hace unos días toda una página a la prueba de marcha de los Mundiales de Osaka, incluyendo no solo la crónica de la prueba sino un pequeño análisis técnico de la especialidad. Reproduzco la parte que juzgo más interesante.
¿Está amenazada la disciplina?
En los años 80 y 90, las historias de juicios escabrosos se multiplicaron y su protagonismo se acentuó en los Juegos de Sidney, cuando la australiana saville fue descalificada (por tres adevetencias) cuando e iba en cabeza y estaba a punto de entrar en el estadio, y cuando el vencedor mejicano de los 20km, Segura fue eliminado después de haber franqueado la linea de meta, en el momento en que su tercera advertencia fue registrada y anunciada. Juan Antonio Samaranch, entonces presidente del COI, preguntado por las disciplinas deberían suprimirse para dar entrada a otras nuevas, evocó la necesidad de sacar la marcha del programa de los Juegos. Se trata de la única discipina atlética que requiere del juicio humano, a semejanza de la gimnasia y el patinaje. La marcha estaba en el punto de mira por su peligro de dañar al propio deporte olimpico. Algunos hablaron entonces de suprimir los 20 km y reemplazarlos por un 100 con este argumento: "No hace falta marchar en las distancias en las que se corre".
A partir de ahí, se llevó a cabo un gran trabajo de precisión en las reglas y de formación de los jueces, desapareciendo casi completamente estos "affaires" de la disciplina. Pero los marchadores son siempre refractarios a la idea de recurrir a zapatillas provistas de un chip que establezca sin discusión posible que se mantenga siempre el contacto con el suelo. “Eso obligaria a una gran evolución de la disciplina, explica Langlois [marchador y entrenador de Yohann Diniz], que vería suprimida la fase áerea al mantenerse más en el suelo. Habría tambien un retroceso en las marcas." Ambiguo. La credibilidad de este deporte podría pasar por ahí.
Una evolución, dice, el muy capullo. ¿Evolución? No, la marcha no tendría que evolucionar; sencillamente volvería a ser lo que era antes y lo que nunca debió dejar de ser. Por algo se llama marcha.

3 comentarios:

la granota dijo...

RAE: evolución.

(Del lat. evolutĭo, -ōnis).


1. f. Acción y efecto de evolucionar.

2. f. Desarrollo de las cosas o de los organismos, por medio del cual pasan gradualmente de un estado a otro.

3. f. evolución biológica.

4. f. Movimiento de una persona, animal o cosa que se desplaza describiendo líneas curvas. U. m. en pl.

5. f. Movimiento que hacen las tropas o los buques, pasando de unas formaciones a otras para atacar al enemigo o defenderse de él.

6. f. Mudanza de conducta, de propósito o de actitud.

7. f. Desarrollo o transformación de las ideas o de las teorías.

8. f. Cambio de forma.

9. f. Fil. Doctrina que explica todos los fenómenos, cósmicos, físicos y mentales, por transformaciones sucesivas de una sola realidad primera, sometida a perpetuo movimiento intrínseco, en cuya virtud pasa de lo simple y homogéneo a lo compuesto y heterogéneo.

~ biológica.

1. f. Proceso continuo de transformación de las especies a través de cambios producidos en sucesivas generaciones.


Pues sí, entraría en varias de estas definiciones. Evolucionando se puede llegar a un sitio donde ya se estaba antes. Y no es por discutir, ¿o sí?

Bernardo José Mora dijo...

No.
Sí.

jjrmelcón dijo...

Lo leo y no lo creo. Es decir, que en la marcha actual hay "una fase aérea", no ya reconocida y consentida, sino inherente a la especialidad, y cuya supresión acarraería una especie de hecatombe sísmica en la especialidad... Y yo que pensaba que eso de la marcha consistía en no saltar y no doblar la pierna, así de sencillo. Joder, yo no soy entrenador del campeón de Europa, pero con ir un poco más despacio e impulsar menos asunto solucionado. Al menos ésta es la impresión de un ex-marchador.

¿Que las marcas se verían afectadas? Creo que no tanto como pensamos, al menos para ciertos marchadores. Estoy convencido de que hay gente con tanta capacidad física y técnica (mentemos a Jefferson, por ejemplo) que serían capaces de hacer 1:22´ sin perder el contacto. Lo que sí que es verdad es que todo el mundo tendría que volcarse mucho más sobre la técnica que en mis tiempos (y creo que en los actuales).