viernes, 11 de enero de 2008

Mike McBride

Leyendo el blog de Steve, un californiano cuyos pulmones funcionan tan solo al 30% de su capacidad -y eso en los días buenos-, pero que a pesar de ello se ha empeñado en convertirse en marchador, me entero de que Dave McGovern, internacional con EEUU en la última Copa del Mundo, les dedica unos párrafos en su sección de la revista Walk! a él y a Mike McBride. Mike era una persona relativamente sedentaria hasta que le diagnosticaron una obstrucción pulmonar crónica. Desde entonces tiene que cargar adonde quiera que vaya con un par de botellas de oxígeno. Fue entonces también cuando empezó a marchar. A pesar del doble handicap que supone su enfermedad y el hecho de tener que acarrear el oxígeno que respira (para lo cual se ha ingeniado un carrito especial), Mike ha conseguido completar, marchando, los 42 kilómetros de un maraton.

2 comentarios:

Bernardo José Mora dijo...

Ah, estoy aquí esperando que salga alguien diciendo que McBride realmente no es un marchador porque, como puede verse, flexiona un poco o va muy despacio.

Oriol Soler dijo...

Si quieres lo digo yo, pero preferia comentar que esto es tener valor y ponerle un par!!

Otros nos hubieramos acomodado más...

Un abrazo! ;)